Nuevo caso de corrupción involucra a expresidente y excoordinadora del IESS

17 de enero de 2020 - 00:00

En esta nota, la secretaria Anticorrupción, Dora Ordóñez, hace alusión a la denuncia en contra de María Sol L. y Ramiro G., excoordinadora y expresidente del Directorio del IESS, en su orden. Allí, la funcionaria hace alusión a la denuncia por adquisición de fármacos con empresas ficticias.

En el mismo texto cita al excontratista Carlos A., representante de la empresa local Cacmilsa Representaciones S.A. Según la denuncia esta compañía falseó nombres de organizaciones extranjeras para conseguir millonarios contratos.

Al respecto, Carlos Ávila, aludido por Ordóñez y publicado en nuestro medio, indica que las expresiones vertidas por la exSecretaria Anticorrupción en el marco de la denuncia antes referida, contiene información descontextualizada e incompleta, que induce a posesionar en la opinión pública un criterio errado sobre el cometimiento de actos de corrupción, o al menos sentar sospechas sobre mi proceder en la representación de “supuestas” empresas indias inexistentes o de papel, y en la importación de medicamentos objeto de dos contratos suscritos con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, medicamentos que además no se tiene constancia de que han sido entregados.

En referencia a los contratos con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social: a) Para los procedimientos de contratación, que culminaron con los dos contratos a los que la señora Secretaria Anticorrupción hace referencia, efectivamente fui representante de las compañías indias BION HEALTHCARE y FLAGSHIP BIOTECH INTERNATIONAL desde el 18 de enero de 2013 y desde el 19 de diciembre de 2012 respectivamente, conforme podrá apreciar de las cartas poder que debidamente notariadas y apostilladas fueron emitidas en la República de la India.

b) Las empresas mencionadas anteriormente, como podrá apreciar de las copias simples de los certificados de incorporación que se adjuntan, legalmente han existido de manera previa a la suscripción de los referidos contratos públicos. Desde el 9 de agosto  del 2011 en el caso de FLAGSHIP BIOTECH INTERNATIONAL y, desde el 5 de febrero de 2011, en el caso de BION HEALTHCARE. (Continúa la exposición hasta el literal e).

Conforme lo estoy demostrando, no he creado en mi imaginación, y menos materializado falsas representaciones de empresas inexistentes a efecto de beneficiarme de contratos públicos, son los documentos que forman parte de expedientes públicos, incluyendo los judiciales, los que exponen la verdad de los hechos y que son completamente distintos a las expresiones emitidas por la Secretaria Anticorrupción. (O)

Carlos G. Ávila C.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP