El Plan del Libro que no cumple derechos de autor

- 15 de mayo de 2019 - 00:00

El proyecto financiado por el Ministerio de Cultura ha reimpreso antologías sin la autorización de los autores incluidos. La distribución tampoco es clara.

De los 17 títulos que, entre 2017 y 2019, ha publicado el Plan Nacional del libro y la  lectura “José de la Cuadra”, al menos dos —pensados como antologías— evadieron la autorización de sus autores para ser reimpresos.

Durante la Feria Internacional del Libro de Quito 2017, el Plan presentó la primera tanda de publicaciones, incluida la antología Mujeres que sueñan.

Se trata de una reimpresión del libro  Mujeres que hablan. Literatura Ecuatoriana Contemporánea (Prefectura de Pichincha, 2015), en la que participaron 15 autoras.

La primera edición de esta antología fue editada por el escritor Antonio Correa Losada, quien también organiza  las Ferias del libro que realiza el Plan e integra el Comité editorial encabezado por otro escritor-funcionario, Raúl Pérez Torres, actual ministro de Cultura y Patrimonio.

Hace cuatro años, la Prefectura le pidió a las escritoras participantes un cuento y responder preguntas sobre literatura. Sin pago a cambio. En 2017, este libro fue cedido a la “Campaña de lectura” y las autoras se enteraron con el lanzamiento.

Correa Losada se excusó por la prisa de la publicación para el Plan, que se hizo con la editorial Manthra editores, gestionada por Leonor Bravo, una de las autoras que apareció publicada después.

Jerónimo Villaroel Bravo —gerente de Manthra— también se excusó y reenvió el reclamo de las autoras a las autoridades del Plan.

Se les propuso pagar los derechos de autor por $ 200 a cada una; sin embargo, la mayoría de escritoras se negó a recibir ese monto. Aceptaron las disculpas de Correa pero solicitaron detener la distribución del libro.

Solange Rodríguez, una de las autoras que fueron republicadas en esta antología, espera hasta el momento una disculpa pública, considerando que el Plan ha actuado de esta manera con varios escritores a pesar de que quienes están a la cabeza también lo son.

“No sé si estaban actuando por la premura editorial o qué”, dice Rodríguez.

En la FIL de Quito de 2017, el Plan también lanzó la antología de poesía Al son de la garúa. En esta edición aparecen textos de la escritora Carla Badillo, quien desde entonces reside en Lisboa. Para esta, tomaron algunos los versos de El color de la granada, poemario con el que Badillo ganó Premio XXVIII Loewe Creación Joven.

“Además de haber mutilado mi nombre, se metieron en mi cuenta de Facebook y publicaron poemas inéditos; alterando títulos y forma. Y, por si fuera poco, tomaron varios poemas de El color de la granada y los incrustaron uno dentro de otro. Eso no se puede quedar en 'errores de buena fe'. Se imprimieron 8.000 libros”, dijo Badillo cuando se enteró de la publicación de la cual no fue notificada, sino hasta que por terceros supo de su lanzamiento.

Con esta edición el Plan también violó su contrato con Visor, la editorial española que lanzó su poemario.

En enero de 2018, la poeta se acercó al Ministerio de Cultura para reclamar sobre la publicación. “Admitían que se habían equivocado y que fue un error de buena fe, pero no hicieron nada para solucionarlo o indemnizar como en este caso hubiese correspondido”, dijo Badillo en entrevista con este diario.

Tiempo después le propusieron publicar un libro suyo como compensación pero no aceptó.

Según un correo enviado a este diario por Édgar Allan García, gerente del Plan —a partir de una serie de preguntas específicas que no fueron contestadas—, las editoriales contratadas por el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) para la publicación de los libros “serán las encargadas de cumplir con los derechos de autor, permisos y regalías de las publicaciones”.

Entre estas editoriales menciona a Eskeletra, Libresa, Edinun, SM, Campaña de Lectura Eugenio Espejo y Santillana; además de los sellos independientes La Caída, El Ángel Editor, Juan Carlos Morales, Antonela Frixone y Marco Proaño-Wilo Aiyón.

Pero García no menciona a  Manthra entre las editoriales y excluye de los títulos publicados por el Plan el libro Mujeres que sueñan.

Adicionalmente, el Plan reimprimió este año la Antología Esencial Ecuador Siglo XX, 178 ejemplares de cinco tomos editados en tapa dura.

EL TELÉGRAFO entrevistó a Leonardo Valencia, uno de los autores antologados en este título por Eskeletra, quien publicó una columna sobre el Plan en diario El Universo.

Se enteró de la reimpresión del cuento “La Bruma” por casualidad, comenta el escritor guayaquileño, que no cedió sus derechos a Eskeletra en 2004 ni al Plan el año pasado. 

Tampoco le han informado de qué forma serán difundidos los libros, pero recibió una carta de excusa luego de que explicara el caso en su artículo.

“En Ecuador, los escritores no tienden a reclamar sus derechos de autor, eso es lamentable y el mayor problema es que los editores —del ámbito privado o estatal— no tienen la cortesía de avisar” que usarán esos textos, señala Valencia.

Pese a haber sido reimpresa, la Antología... no fue actualizada en los perfiles de sus autores ni editada en sus textos. “Más que una cuestión de dinero por derechos, se trata de cortesía”, insiste Valencia, quien ha autorizado otras ediciones de su narrativa fuera del país. “Se comete un error filológico al reimprimir textos que pueden requerir reediciones”.

Entre otras publicaciones que ha hecho el Plan se encuentran también Cuentos para soñar un país 1, 2, 3, que incluyen a García y Bravo.

A estos se suman otros seis títulos en braille, con tirajes de 8.000 ejemplares cada uno. Hasta ahora se han publicado 81.288 ejemplares de 17 tirajes, según detalla García.

El Plan se ejecutará hasta 2021, cuando el modelo “se haya institucionalizado”, y se pueda “implementar como una política pública”, como indica la Ley Orgánica de Cultura con financiamiento del Instituto de Fomento de las Artes, Innovación y Creatividad (IFAIC), a diferencia de los libros publicados que se imprimieron con auspicio del MCyP, del que son funcionarios los miembros del Plan.

Por ahora, la distribución se haría a través de bibliotecas, instituciones educativas y culturales, además de las ferias del libro internacionales a las que van, que el año pasado fueron seis.

Entre 2017 y 2019 el MCyP adjudicó $ 129.146,17 en gastos de pasajes aéreos, según Servicio Nacional de Compras Públicas (Sercop), aunque no se especifique cuáles fueron para promover el Plan en el exterior.

Hasta el cierre de esta edición, García no indicó los montos de inversión en el Plan. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo

Cuentos de Cartón
¿Has escrito cuentos que
te gustaría compartir?

¡Esta es la oportunidad de publicarlos! #CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar