Obra se reveló al son de las melodías de Julio Jaramillo

20 de octubre de 2012 - 00:00

Que Guayaquil es el público eterno de Julio Jaramillo se evidenció el pasado miércoles en la presentación de la compilación literaria “Rondando a JJ”, proyecto organizado por el Ministerio Coordinador de Patrimonio.

A las 19:00, hora programada para la actividad, los asientos del Auditorio Simón Bolívar lucían llenos. Muchos de los convocados al encuentro quedaron afuera del centro cultural, sin poder ingresar.

Raúl Serrano, compilador del libro, junto con el escritor Marcelo Báez, fueron los encargados de dar inicio a la noche literaria y musical. “Este libro es un tributo a uno de los cantautores populares más importantes del país”, señaló Serrano.

Luego de la lectura del fragmento de “J.J On the radio” del autor guayaquileño, la atmósfera cambió de tonalidad. Un video de aproximadamente 20 minutos de duración con el poema “Pueblo, fantasma y clave de Jota Jota” del poeta Fernando Artieda despertó a los espectadores que aún no se contagiaban del ambiente de celebración.

“Cuál man más vas a ser pues gil, ¿habrá algún otro más bacán que Julio Jaramillo?”. Dicho poema se reprodujo con el permiso de la familia de su autor, el periodista y escritor Artieda, en medio de una recopilación de textos de ficción sobre el llamado Ruiseñor de América.  

La voz en off que iba acorde a las imágenes del material audiovisual prendió lo que sería una noche llena de entusiasmo musical y una remembranza a la figura de Mister Juramento, como se lo conocía.

La voz de los asistentes tuvo su protagonismo. Alrededor de 400 personas aplaudían y coreaban los pasillos de JJ, que junto a tres guitarristas completaron la escena. La sorpresa de la velada fue del saxofonista Lucho Silva, quien acompañó  a los tres artistas.

El carisma y la espontaneidad de Silva contagió a los espectadores. Cantó: “Guayaquileña te entrego toda mi vida entera, con mi canción también te entrego el corazón”. Diversidad de voces y emociones fueron en aumento a medida que el show llegaba a su final: “No puedo verte triste porque me mata /tu carita de pena; mi dulce amor”.

En las dos horas que duró el show, también hizo su aparición uno de los nietos de JJ, quien interpretó varias canciones de su abuelo.

Flashback

Por unos minutos la sala se transformó en esos escenarios que llenó en América Latina el “Ruiseñor”. En uno de los tantos espacios en los que se escucharon los mismos versos: “Porque te fuiste mujer, como un sueño fugaz, dejando en todo mi ser, una ansiedad pertinaz, ahora espero en las noches tu regreso, al sitio donde un beso fue chispa de mi fe”. Letra que hizo revivir la memoria de Julio Jaramillo en sus admiradores universales.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: