María José Félix: "El uso del espacio público es muy importante para los artistas"

- 29 de octubre de 2020 - 13:24
Cortesía

"Estamos trabajando en planes piloto, pero poco a poco vamos reestructurándolos y convirtiéndolos en algo estructurado y mejor para cada vez ir aprendiendo de este proceso".

La designación de María José Félix como directora de Cultura del Municipio de Guayaquil confirmó los rumores que una semana antes habían circulado en la ciudad: Melvin Hoyos no estaría más en el cargo que había ocupado durante 30 años, tiempo en el cual se hizo de un numeroso grupo de detractores que lo tildaron de conservador y racista.

Si estas dos sombras son ya cuestionables en cualquier persona, en un funcionario público que está llamado a propalar y ejercer cultura es poco más que sorprendente.

Los lineamientos que dispuso para prohibir obras de arte con temas sexualmente explícitos dentro del Salón de Julio de Guayaquil (el concurso de pintura más importante de la ciudad) y las declaraciones que realizó en una red social en el marco de las manifestaciones de octubre de 2019 lo revelan pudibundo y xenófobo, de ahí que gestores culturales de la ciudad se pronunciaran hace unos meses a favor de su destitución.

Hoy María José Félix, como nueva directora de Cultura, viene a oxigenar un cargo que exige apertura y democracia, por eso a través de diario El Telégrafo, con quien conversó amenamente, invitó a quienes hacen arte en Guayaquil a tocar las puertas de su despacho, pero además habló de la ordenanza que regularía el arte callejero, talvez un cortapisas para gestores que no tienen interés en someterse al beneplácito de las autoridades.

De cualquier forma, la ordenanza se macera actualmente y María José Félix ha hecho una cordial invitación a todos los artistas de la ciudad para retroalimentar y caminar de su mano en este nuevo sendero que ofrece la cultura desde la municipalidad.   

¿Le tomó por sorpresa el nombramiento en la Dirección de Cultura? 

Sí, realmente para mí fue una gran sorpresa poder pertenecer al equipo de la alcaldesa desde este año, sobre todo en un momento tan difícil que atravesamos todos, como el tema de la pandemia, entonces recibir esta propuesta fue una gran sorpresa, pero al mismo tiempo fue una llamada como de esperanza porque creo que este año, que hemos vivido cosas tan difíciles, el sector cultural también atraviesa un momento sumamente crítico y sentir que la alcaldesa y en general todo su equipo se preocupan también por este sector, por poder desarrollar la cultura en nuestra ciudad, nos llena de esperanza a todos.

¿Se puede decir que hay un punto de inflexión en la Dirección de Cultura o va a seguir la misma línea directriz de su antecesor? 

Estoy trabajando en torno a la misión de la nueva Dirección de Cultura, que es justamente fortalecer la identidad ciudadana, pero también a través de ese intercambio con las distintas expresiones, usos sociales, tradiciones, rescate de la memoria y vinculación con la comunidad. Entonces creo que es un momento muy importante porque al mismo tiempo que nosotros tenemos que preservar nuestros espacios y poder optimizarlos para poder hacer de estos espacios puntos turísticos en el futuro, también tenemos que trabajar hacia afuera, tenemos que llevar la cultura hacia otros escenarios y llevar también todo esto con distintos productos culturales, de acuerdo a cada segmento y vinculando a los distintos gestores y actores que han estado en la acera independiente y que también tienen que ser validados a través de la institución.

Lo suyo es la pintura y el patrimonio, ¿cómo está Guayaquil en ese aspecto? 

Desde mi punto de vista el tema de la pintura, nosotros tenemos distintos grupos divididos por edades, trayectoria, hemos tenido a lo largo de la historia de la pintura grandes valores reconocidos como el gran maestro Tábara hasta los más jóvenes y artistas emergentes que están trabajando, por ejemplo, en la esfera local, en el tema de los murales que están siendo en este momento impulsados por esta Alcaldía.

Y yo creo que la escena local tiene todavía mucho por desarrollar porque podemos también nosotros trabajar en torno a la implementación de espacios alternativos haciendo alianzas con el sector privado, porque creo que una de las problemáticas más grandes es que tenemos pocos espacios expositivos en la ciudad, y creo que es importante también poder vincularnos con espacios alternativos para ofrecer más oportunidades a los artistas locales y difundir su trabajo.


Y por otro lado ahí también vamos a tocar el tema del uso del espacio público, que también es un tema muy importante para los artistas, para el desarrollo de la ciudad con facilitar también a través de un catastro que estamos elaborando en conjunto con otras direcciones de espacios que puedan ser usados en la vía pública, a través de una normativa, es decir, hay una corresponsabilidad de parte y parte, la parte nuestra es poder facilitar este catastro, poder hacer el uso efectivo de ese espacio, a través de una normativa, y también que la ciudadanía, luego de que nosotros presentemos esta propuesta, entre o pueda interiorizar esta normativa para hacer un uso efectivo con orden, con respecto. También está el tema de la contaminación auditiva que nos preocupa mucho en la esfera urbana.

Entonces son muchos aspectos, pero lo importante es poder dar también al artista el espacio que merece con dignidad y que sea valorado, no importa que sea en el espacio público, pero que cada espacio sea digno y que tenga ese valor cultural que nosotros queremos para nuestra ciudad.

Por otro lado, también el tema de la pandemia implica pensar en torno de los aforos, entonces eso también es muy importante porque se está trabajando un proyecto del uso de los parques para prácticas culturales o artísticas, pero siempre trabajando de la mano con este control de los aforos, de las normativas de seguridad, para poder hacer un uso efectivo y que todos podamos disfrutar de estos espacios, pero también con una regulación.

Entonces lo que está diciendo es que ¿van a legitimar de alguna forma el arte callejero o a entregar licencias? 

Correcto, la idea es tener un catastro tanto de los espacios como también de los artistas urbanos, de manera que podamos dar a cada cosa su lugar, a través de una normativa. En un reglamento especificar cuáles son los lugares que se pueden usar y asimismo tener claras cuáles son las propuestas que se alinean con las directrices que nosotros estamos otorgando a la ciudadanía. 

¿Pero no puede ser eso un cortapisas para el arte porque ustedes finalmente decidirán qué actividad cultural puede ser puesta en escena y cuál no? 

Sí, en este momento es un borrador de la ordenanza y estamos haciéndolo en torno al tema de la creación artística, es decir, poder incluir espacios para músicos, para artes escénicas, va dentro de una normativa que tiene que ver con la creación artística, entonces realmente creo que más allá de cortar es abrir un abanico, es decir, nosotros validamos tu trabajo, damos una normativa, pongamos parte y parte para que esto sea una forma ordenada y para que todo el mundo pueda disfrutar de su espacio público y que sea efectivo, es decir, que no sea una cosa que invada el espacio del otro, que sea como el tema del control de los volúmenes. Eso es algo que también hay que normarlo, entonces todas estas cosas hay que normarlas dentro de un estudio para poder hacer más efectivo ese uso del espacio público.

Es que su propuesta me trae a la memoria algo que sucedió hace unos siete u ochos años en España, cuando era alcaldesa la señora Ana Botella y propuso someter a un casting a todos los cantantes callejeros (porque había demasiados, decía) y esa propuesta fue cuestionada, como es lógico. El mismo Joaquín Sabina se pronunció y dijo “yo jamás hubiese obtenido esa licencia para poder cantar en la calle”... 


Yo creo que es parte de un proceso, de una iniciativa en torno de poder educar a nuestras audiencias porque, es verdad, no todos los productos culturales son para todos los espacios; yo creo que también es bueno tener una curaduría, una voz que nos pueda un poco orientar en torno a que ese espacio sea un espacio de disfrute, de esparcimiento, de compartir.

En este tiempo que hemos vivido confinados nos hemos dado cuenta de cuán importante es el espacio público y cómo tenemos que hacerlo cada día más ameno, más habitable, nuestra ciudad, caminable, como el proyecto que se está haciendo en este momento de la peatonalización de la avenida Nueve de Octubre que va a ser progresivo.

Creo que la idea es poder educar a la ciudadanía en torno a disfrutar de sus calles, de una ciudad que poco a poco tiene que convertirse en una ciudad caminable para todos. Entonces creo que va de la mano con esto, tenemos que hacer de estas iniciativas experiencias que justamente puedan dejar algo en el ciudadano, su sentido de pertenencia, de identidad, de querer cuidar lo nuestro, de hacerlo parte de nuestra cultura diario. Entonces esa es nuestra intención a partir de nuestras propuestas.


¿La peatonalización de la Nueve de Octubre es una iniciativa suya? 

No. Esto es una propuesta de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) en conjunto con la Dirección de Planificación Urbana.Nosotros como cultura estamos preparando justamente el reglamento para que los artistas puedan hacer uso efectivo de los espacios que vamos a ubicar en el espacio público.

Siendo optimistas, ¿puede decirse que ya podremos ver a un saxofonista en el Malecón derrochando arte, sin que sea expulsado de allí o todavía no llegamos a tanto? 

Yo creería que es cuestión de organizar un poquito las propuestas. Yo lo vi también este fin de semana, había un saxofonista a la altura de Nueve de Octubre y Boyacá, y me pareció muy lindo, creo que debe seguirse incorporando poco a poco estas iniciativas y no solamente con la música, también un espacio para los pintores, hay un espacio en el Malecón para los que hacen retrato, yo creo que es una visión de una ciudad que también tiene manifestaciones culturales y que la ciudadanía poco a poco va a darse cuenta de cuán importante es el arte.

Creo que es algo paulatino, progresivo. Estamos trabajando en estos planes piloto, pero poco a poco vamos reestructurándolos y convirtiéndolos en algo estructurado y mejor para cada vez ir aprendiendo de este proceso.

Como en las ciudades cosmopolitas: en el subway de Nueva York hay arte... 

En muchas ciudades del mundo. Yo creo que Guayaquil está justamente en un momento muy importante porque somos una ciudad con una alta densidad poblacional, con un flujo importante de movimiento migratorio, entonces creo que hoy en día todas estas iniciativas también tienen que ver con ese crecimiento de la ciudad y de buscar espacios alternativos que poco a poco estamos construyendo en conjunto con las otras direcciones que se están trabajando durante este año.


Pero los parques no son potestad suya, ¿o sí? 

No, hay una Dirección de Parques, pero lo que vamos a hacer es trabajar en conjunto con esta para poder hacer ese acercamiento con la comunidad.

Usted en el 2018 fue parte del jurado de admisión del Salón de Octubre y no se puede hablar de cultura en Guayaquil si no se menciona el Salón de Octubre o el Salón de Julio, ¿van en la próxima convocatoria a ser un poco más laxos y a no poner reparos en la recepción de obras "transgresoras"? 

Estos salones son salones emblemáticos y constituyen la historia de la pintura del Ecuador, entonces efectivamente yo creo que su pertinencia dentro de la historia sigue siendo muy importante. Yo creo que justamente a partir de estos encuentros con los distintos sectores que te comenté hace un momento, va a ser muy importante contar con ese feedback de cada uno de esos grupos para poder saber hacia dónde caminar con estos espacios que tienen ya una historia muy importante para nuestra cultura, pero que al mismo tiempo tienen que irse transformando en torno a la dinámica de la cultura actual, a la dinámica de nuestra sociedad que va cambiando, se va actualizando, que está en movimiento; entonces creo que tenemos que evaluar esos procesos y ver de qué manera se adaptan a la contemporaneidad.


Sí, efectivamente yo fui jurado en ese salón y me tocó conocer la obra de una gran artista, Diana Gardeneira, que en ese año quedó en segundo lugar, y cuando yo estuve haciendo la selección de las obras no la conocía.  Me impactó muchísimo la obra que envió a ese salón, yo la escogí en ese momento de la preselección y me pareció muy importante, lo conversamos con el resto del jurado y quedó dentro de la selección final.

Y el año siguiente, en 2019, ella fue la ganadora del Salón de Julio. Para mí fue una gran sorpresa y una emoción porque también a lo largo de mi carrera como curadora, como gestora cultural, he trabajado la investigación en torno a la presencia de las mujeres en la historia del arte y da la casualidad que el año pasado fui invitada a una ponencia en el Museo Municipal sobre los 60 años del Salón de Julio y yo me cuestionaba.

O sea podía escoger este tema del que iba a hablar, pero justamente me enfoqué en el tema de las mujeres que habían ganado el Salón de Julio en esas seis décadas. Entonces es impresionante cómo también eso va evolucionando con el tiempo y aun cuando yo creo que todavía falta mucho por hacer en torno a la presencia de la mujer en distintas esferas, creo que esto nos dice también que es un momento muy importante para las mujeres en el arte.

Y justo en esta sala donde estoy atendiendo tu entrevista he realizado una selección de las mujeres artistas que forman parte de la colección del Museo Municipal; ahí está la obra ganadora de Diana.Entonces realmente valoro mucho esa lucha de las mujeres artistas por ganar un espacio en la historia de la pintura en nuestra ciudad, en nuestro país, es un trabajo que hay que continuarlo, que hay que validarlo y yo estoy trabajando mucho también en torno a eso.

Estamos presentando próximamente una exposición, atendiendo a los tiempos de pandemia. Hemos usado un formato no convencional que es las pantallas LED de la ciudad y vamos a presentar una exposición en formato digital que con la curaduría de Diana Gardeneira, que ha escogido, ha hecho una selección de 51 mujeres jóvenes, la mayoría de entre 18 y 56 años, algunas emergentes, otras que tienen una mediana trayectoria, y vamos a ponerlas en pantallas gigantes para poder reivindicar ese espacio de la mujer artista en nuestra sociedad.

Podemos decir que veremos entonces, de aquí en adelante, más arte irreverente... 

El arte es un lenguaje universal, entonces en medio de eso podemos encontrar cosas con las que estemos de acuerdo y cosas con las que no estemos de acuerdo, pero es una forma en la que el ser humano se expresa. Entonces yo creo que efectivamente este es un momento muy importante en el que tenemos que trabajar en torno a la contemporaneidad, darle espacio también a lo nuevo, validar toda la historia que llevamos atrás; siempre darle también ese valor a todo lo que se hizo antes, porque eso es muy importante también, no podemos construir si no tenemos una base, entonces mi visión de la cultura es una cultura con distintas aristas, con distintos componentes, una cultura inclusiva, que mira también a los grupos vulnerables, entonces vamos a trabajar en torno a eso.

El Colegio de Bellas Artes le hizo un reconocimiento en el año 2017, ¿por qué? 

Sí, como gestora cultural porque reconocieron mi trayectoria como artista, como gestora independiente. Yo he trabajado desde la esfera pública y la privada, y como todos los artistas nos ha tocado hacernos camino al andar, y así he tratado de llevar adelante mi carrera como artista y poco a poco también construí mi plataforma cultural que es Arte Espacio, que este año ya cumplió siete años y desde donde he podido educar a muchos niños; trabajo el tema de la educación artística, también jóvenes, adultos, adultos mayores, entonces realmente para mí la educación también ha sido parte importante de mi trayectoria profesional.

Mi madre es maestra y escritora, Zoila Velásquez, y creo que de ella y de mi familia he heredado este interés especial por la educación y la cultura. Ella estuvo más de 40 años en el magisterio, mis abuelos también fueron maestros y se sigue una línea muy humanista dentro de mi familia que siempre ha estado trabajando en torno al tema cultural en distintas esferas. Y bueno creo que ahora me toca a mí también trabajar por aquello en lo que creo, en lo que también he crecido en este círculo y es una gran misión, una gran oportunidad, y realmente lo veo con mucho optimismo, estoy trabajando con todo mi corazón en esta causa para sacar adelante aquello en lo que creo.

¿Qué le puede decir a la ciudadanía?
Aquí siempre estamos con las puertas abiertas, siempre dispuestos a colaborar porque creo que tenemos que trabajar de la mano. Eso es fundamental para poder hacer un trabajo educativo, de inclusión, de todos los aspectos donde se le mire. El periodismo cultural es uno de los aspectos, el vínculo que nos va a permitir conectar a la institución con la ciudadanía, transmitir un mensaje efectivo, poder llegar con un mensaje a la comunidad y poder darle a los artistas el espacio que merecen, el de validación porque creo que ese es un problema muy importante en nuestra sociedad, que muchas veces el artista no es reconocido en todo su componente como artista en general, porque muchas veces la sociedad no le da el valor al trabajo del artista. A todos los profesionales se los reconoce en los distintos campos, pero el artista también tiene que ser validado a partir de los medios de comunicación.  (I) 





Perfil de María José Félix 

La nueva directora es diseñadora y artista plástica, además estuvo muy ligada a la Casa de la Cultura. Su vocación profesional fue orientada por el maestro Hernán Zúñiga en los talleres de la Casa de la Cultura Núcleo del Guayas en 1994. Estudió Diseño Gráfico y Comunicación visual en la Universidad Jefferson de Guayaquil, y luego realizó una ingeniería de Diseño en la Universidad Estatal de Guayaquil.

Profundizó en la teoría del arte a través de la carrera de Licenciatura en Artes, obteniendo dos menciones: Curaduría y Crítica de Arte y Artes Plásticas en la Universidad de Especialidades Espíritu Santo. Para complementar su formación realizó una Maestría en Proyectos Culturales a través de la Cámara de Comercio de Toledo (España) y el ILAM. Ha realizado exposiciones dentro y fuera del país a lo largo de dos décadas, entre las que destacan una muestra itinerante por las ciudades de Guayaquil, Santa Cruz (Galápagos), Quito y Lima, así como la representación en una delegación artística en la feria más importante de turismo en Londres en el 2009". 

Propuesta sobre incentivos para el emprendimiento cultural 
 
Creo que este es un reto bastante grande en medio de lo que vivimos, a partir de la pandemia, frente a los aforos, a las audiencias, que a todos nos ha golpeado. Y justamente en este momento buscar estrategias es un reto muy grande. Estamos empezando con un proyecto cuyo contenido vamos a comunicarles (martes) el día de mañana, que es el reto cultura.

Estamos trabajando en conjunto con Épico, que también es la empresa pública de innovación y emprendimiento de la Municipalidad, y vamos a presentar una propuesta que tiene justamente que ver con incentivos para el emprendimiento cultural. Se trata de un concurso que convoca a plantearse dos desafíos: el uso de la tecnología para el trabajo cultural y el uso de la dimensión de los espacios para la práctica artística o cultural frente a este escenario pandémico. 

Los participantes deberán enviar propuestas que estén relacionadas con estos dos temas y vamos a hacer una selección de propuestas que nos va a llevar al final hasta 15 propuestas ganadoras en las que nosotros vamos a dar un premio económico para que puedan concretar sus emprendimientos.


Entonces creo que es muy importante en este momento trabajar en distintos aspectos el tema de trabajar de la mano con los artistas y gestores culturales para que puedan capacitarse en torno a la presentación de sus proyectos y sus propuestas, reinventarse frente a las dificultades que nos presenta la pandemia y buscar opciones alternativas para poder hacer el trabajo en estas circunstancias. Nosotros como institución estamos apoyando estas iniciativas que se den desde la esfera independiente, vamos a ir apoyando a través de estos incentivos y más adelante con otras propuestas que se presentarán en el 2021 y 2022.


Ahora el reto cultura más tiene que ver con el emprendimiento en sí, poder llevar a concretar esa idea hacia un modelo de negocio en el emprendimiento cultural, pero sí estamos trabajando también dentro de la reforma de la ordenanza de cultura incluir fondos concursables para la participación artística, que eso lo vamos a hacer el próximo año. Se trata de recibir propuestas de toda la comunidad a partir de un reglamento.

En el caso del reto cultura tenemos las bases que vamos a publicar en la página de Épico. Pueden ser gestores independientes o grupos conformados por equipos; y en el caso de los fondos concursables va a ser también validada la propuesta a través de un comité, entonces no se necesita tampoco ser un artista consagrado, realmente también estamos haciendo bastante énfasis en el arte emergente, en los jóvenes, para que puedan vincularse a la producción local. Y también más adelante se va a dar una nueva lectura a los espacios emblemáticos, al Salón de Julio o al Festival de Arte al aire libre, que también tienen que ver con artistas que tienen una mediana y más amplia trayectoria y eso se trabajará en el 2021.


Y ahora con el tema de la virtualidad, eso nos abre un abanico de posibilidades porque nos permite incluso trabajar desde el estudio, conocer la intimidad del estudio de un artista, trabajar también en torno a sus colecciones en las redes sociales, entonces nos abre muchas posibilidades. Ojalá también las propuestas que imagino poco a poco irán llegando con las convocatorias que vamos a ir lanzando.Entonces creo que se abre un abanico de posibilidades muy amplio con el tema del uso de la tecnología, que puede ser usado a favor de la difusión de los contenidos artísticos tanto en el tema de la producción, de la creación, como también en torno a la difusión de los contenidos.

Y bueno también me gustaría hablar sobre el tema de una de las cosas importantes de mis propuestas que está la creación de un plan cantonal de cultura, que va a involucrar la participación de distintos sectores. Estamos convocando ya próximamente a una primera mesa de trabajo y en los próximos días vamos a comunicarlo para poder involucrar distintos sectores, poder evaluar las problemáticas en distintos sectores culturales y así mismo escuchar posibles propuestas para trabajar en torno a esas soluciones en los próximos años.  Entonces creo que este es un punto muy importante porque está relacionado con la visión que tiene la Alcaldía actual de poder hacer que la ciudadanía pueda ejercer sus derechos culturales a partir de estas políticas que hacen ver a la cultura como lo que es, un eje transversal que está relacionado a muchos sectores.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP