Guayaquil estrena espacio para la cultura del vino

- 31 de octubre de 2018 - 18:13
La cata de vino es un arte que se puede disfrutar en la calle Numa Pompilio Llona, en Las Peñas.
Fotos: Lylibeth Coloma y Miguel Castro | et

Con más de cien etiquetas a disposición, Vinoteca es un espacio dedicado a promover la cultura de la cata de vino. La propuesta tiene la identidad de un lugar íntimo, sin música en vivo, precios no exagerados y asesoramiento en el consumo.

Arturo Rivera, de 41 años, inauguró junto a su esposa un espacio para la degustación de variadas cepas en el mismo lugar donde años atrás vivió el artista Héctor Napolitano, en la calle Numa Pompilio Llona, en Las Peñas.

Rivera describe que en el encuentro con un vino se deben evitar errores comunes en el que caen los ecuatorianos como: comprar una botella "por ver una etiqueta muy bonita" o comprar por "un precio entre 30 y 40 dólares" creyendo que será mejor. Asimismo, abrirlo y servirlo sin haberlo previamente enfriado. "Por todos esos errores es que no tenemos (tantos) adeptos" sentencia.

Para revertir la situación y provocar el encanto, recomienda principar con un carmenère, por ser una cepa amigable que no tiene tantos taninos y que por tanto no es astringente, es decir que, en contacto con la lengua, no se produzca en esta una sensación mixta entre la sequedad intensa y el amargor.

El tanino es una sustancia astringente que se encuentra en el hollejo de la uva; es un preservante natural que evoluciona más con el tiempo de maduración en barrica; determina el sabor, el color, el olor y todas las características vinosas.

Luego, solo habiéndose registrado el sabor, el camino puede continuar otro día con un merlot, el posterior con un malbec y finalmente un cabernet sauvignon.

Proyecta una escuela de enología con sommeliers calificados para ofertar cursos desde un nivel muy básico que implica impartir conocimientos sobre los tipos de copa, cómo tomarla, cómo servir el vino y qué hacer en general, "porque es un ritual; el vino no es solo abrir corchos", precisa Rivera.

Tips para catar 
- Empezar con un carmenère
- No comprar por la belleza de la etiqueta
- El precio no define necesariamente la calidad
- Al abrir una botella se debe esperar a que se libere el alcohol
- Servir unas tres onzas, menos de la mitad de la copa
- Tomar la copa por el cuello para no alterar la temperatura
- Elegir una copa ancha y grande para apreciar mejor el aroma
- Mover la copa para liberar olores
- Tomar dos sorbos para que en el primero, se llene el paladar brevemente y, en el segundo, aprovechar el cambio de percepción
-Registrar los sabores, por ejemplo: cereza, café, pasto, tierra, cuero, etcétera

Claves generales 
Existen algunos conocimientos básicos que pueden guiar el comportamiento del consumo: 

- Por lo general, los vinos blancos se toman entre los 9 y 10 grados, mientras que los tintos entre 15 y 17. Se puede maridar con quesos, fiambres, tapas españolas, chocolates, etcétera.

- La hondura en la base de una botella es para facilitar el agarre de la misma al servir.

- Se denominan Reserva cuando han estado 3 años en barrica de roble y 3 años en botella; los Gran Reserva 5 años en roble y 6 años en botella.

- Una vez abierta, el tiempo de duración es de dos o tres días en un vino de 1 a 5 años, y de cinco a seis días en uno de 6 a 12 años.

La grasitud determina el espesor y la cantidad de alcohol contenida. Si la misma tarda en caer, significa que es espeso, que tiene cuerpo, relativamente bueno. Si no tarda en caer, es suave, básico. 

El carmenère y merlot chilenos, y tempranillo español son los más consumidos por el público en el local, indica Rivera. Suelen visitarlo muchos extranjeros, entre los que destacan los alemanes.

Este catador especialista precisa que "toda esa cultura es lo que nosotros queremos expandir, que la gente tenga esa pasión, porque el vino es un mundo complejo, un mundo aparte". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: