La agricultura cambia el tono del paisaje en las comunas costeras

- 04 de abril de 2018 - 00:00

El color ocre predomina en el caserío. Las viviendas, en su mayoría de tablas y caña guadúa, se cimientan en forma asimétrica sobre la tierra arcillosa e irregular. Unos cuantos comuneros se observan sobre sus calles serpenteantes. Todo es quietud y silencio. Como si el tiempo se hubiera detenido en el lugar.

Se trata de la comuna Barbascal, en la península de Santa Elena, situada a la margen derecha de la ruta del Spondylus y más “adentro” de Colonche, al norte de la capital provincial, como refieren los lugareños.

El sol es abrasador cerca del mediodía; una tienda se encuentra a la entrada de la localidad, donde una mujer de facciones severas pero de tono amable atiende el negocio. Una botella de agua es suficiente para calmar la sed.

La mujer se anima a dialogar. Pregunta sobre nuestra presencia en el sitio, luego, más suelta de palabras, comenta con cierto entusiasmo que “un poco más adentro y siguiendo el camino se encontrará a una parte de los hombres que realizan faenas agrícolas, labor que hasta hace diez años era una quimera, debido a la aridez del terreno.

“Más adentro hay ojos de agua y también desde que llegó el riego la gente comenzó a sembrar; aquí antes la tierra casi no producía nada y lo que hacíamos era trabajar en Colonche o Palmar, en artesanías o en pesca”, comenta la mujer que, al final, se atreve a decir su nombre: Jacinta Borbor.

Más hacia adentro, dice, hay otra comuna, más grande. Se trata de Manantial de Guangala, donde hay más cultivos, sostiene, y allí todo es verde. Por momentos la curiosidad motiva a conocer un poco más de estas localidades que ven en la agricultura una nueva alternativa de subsistencia, pero nuestro plan de ruta es diferente.

Como la mujer asegura, en forma paulatina los comuneros vuelven sus ojos a la tierra y al campo. “Falta mucho por hacer, pero ojalá nuestros hijos vean esto como el sustento familiar”. (I)

Víctor Haz
Periodista

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: