A Edith le gusta sentirse útil, aun después de jubilarse

- 21 de junio de 2018 - 00:00

Edith, de 63 años, trabaja en un hotel cinco estrellas desde hace 30 años. Ahora su responsabilidad es la caja del principal restaurante del lujoso y moderno edificio.

Ella junto con sus tres hermanas salieron de su natal Chone, provincia de Manabí, todas eran unas adolescentes con ganas de estudiar y descubrir nuevos horizontes. Sus padres las apoyaron y las enviaron a un convento de Cuenca, donde se formaron académica y espiritualmente.

Contraria a la decisión de las superiores, Edith decidió salir del convento a sus 20 años y darle un nuevo rumbo a su vida. “Quería conocer qué había detrás de esas paredes”. Sus hermanas regresaron a su tierra y ella se quedó sola en la Atenas del Ecuador.

La joven estudió Administración de Empresas en la universidad azuaya, pero interrumpió su carrera porque empezó a trabajar y desde entonces no ha parado en su actividad laboral.

El amor apareció en su vida. Se comprometió, se casó y se quedó para siempre en Cuenca. Los hijos llegaron al hogar, un hombre y una mujer. Ahora ellos le han dado la dicha de cuatro hermosos nietos (dos de cada sexo).

La mujer, de tez blanca y cabello negro, de sonrisa afable y mirada dulce, viste su uniforme, de pantalón y chaqueta azul, que lo acompaña con una moscada en su cuello, así su aspecto cobra un toque de elegancia y presencia.

A veces su seriedad denota como si fuera una mujer dura, pero cuando se la trata, de inmediato aflora su cortesía y calidad humana y no duda en dar buenos consejos a los huéspedes.

Edith sabe que se acerca su jubilación. En el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), que tiene aproximadamente  1’200.000 mujeres afiliadas en el país, le han dicho que le falta un año para su retiro, pero ella aún se siente servicial. “Después de que salga de aquí quiero ser útil en mi hogar y a la sociedad”.

Ella no será la primera ni la última en pensar qué hacer después de jubilarse. En tanto, Edith sigue con entusiasmo sus tareas en el hotel como si fuera el primer día de labores. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: