Los gamers comparten la pasión por los videojuegos (Galería)

28 de septiembre de 2014 00:00

A los 2 años le obsequiaron su primera consola de Nintendo. Desde entonces los videojuegos se convirtieron en su mayor pasión; creció jugándolos. Por esta dedicación, Fernando Ruiz, más conocido como ‘Shasko’, se autoproclama gamer. A diferencia del videojugador casual (o casual gamer) nunca se inclinará por la videoconsola más económica o más fácil de utilizar. Siempre demandará una máquina más potente; se interesará por entender cómo mejorar el desempeño de la computadora para alcanzar un mejor nivel de juego.

Además, se interesará por saber lo que es una tarjeta gráfica, un driver... En otras palabras, el gamer es un experto en tecnología. En este mundo, todos los gamers comparten rituales, códigos y formas específicas de comunicarse entre sí.

Aunque su gusto por los videojuegos le generó problemas con su familia, ‘Shasko’ buscó la manera de no abandonar esta afición.

Tiene su propio blog en Internet y recurre al twitch (un portal web similar a televisión en vivo) para hablar de videojuegos. Asegura que su blog (www.e4shasko.com) es uno de los más influyentes en Latinoamérica. Allí comenta sobre su juego favorito League of Legend (Liga de Leyendas).

‘League of Legends’ es un juego en línea con un ritmo frenético, que fusiona la velocidad y la intensidad de la estrategia en tiempo real con elementos de juegos de rol.

Dos equipos de poderosos campeones, cada uno con un diseño y un estilo de juego únicos, compiten, cara a cara, a través de diversos campos de batalla y modos de juego. Con un plantel de campeones en constante expansión y actualizaciones frecuentes ‘League of Legend’ ofrece posibilidades de juego ilimitadas para usuarios de todos los niveles de habilidad.

Algunos de los juegos más populares son ‘League of Legend’, ‘Dota 2’, ‘Fifa’, ‘Street Fighter’, ‘Counter Strike’ y ‘Battlefield’. La industria de los videojuegos ha evolucionado tan rápido que, en la actualidad, estos programas tienen mayor realismo. También hay avances en las consolas.

La grieta del invocador, el bosque retorcido, el abismo de los lamentos y la cicatriz del cristal, son algunos de los campos que deben superar los competidores. Los equipos, integrados por 5 jugadores, luchan por alcanzar su objetivo: el edificio principal. Este atractivo juego, según ‘Shasko,’ cuenta con 80 millones de jugadores en el mundo. Es posible jugar contra gamers de diferentes nacionalidades. El más hábil superará las pruebas.

‘Shasko’ se enlaza, a través de sus plataformas a todos los jugadores de ‘League of Legend’. Estima que la población de gamers en Ecuador es de alrededor de 14 mil personas. Este programa engancha desde el primer momento en que alguien decide jugarlo. Los usuarios de este juego permanecen absortos frente al monitor. Los escenarios y personajes están bien logrados y tienen un realismo sorprendente, resulta difícil no observarlos, su interés es contagiante.

Según Fernando Ruiz, ‘Shasko’, este videojuego ayuda a mantener buenos reflejos, pero también a mejorar la coordinación. En ocasiones, es necesario aplicar ciertos cálculos matemáticos para poder avanzar a la siguiente etapa.

Los inicios de los videojuegos

Aunque es difícil saber cuándo apareció el primer videojuego, se cree que surgió en 1952. El programa se llamaba ‘Nought and crosses’, conocido como OXO y desarrollado por Alexander S. Douglas.

Se trataba de la versión computarizada del ‘3 en raya.’ Después pasamos por ‘Galaxy War’, ‘Space Invaders’, ‘Pacman’, ‘Battle Zone’, ‘Pole Position’, ‘Tron’, ‘Zaxxon’ y otros más, hasta llegar a innovadores juegos en línea donde el contrincante puede estar en cualquier lugar del mundo.

Los gamers, como cualquier joven, tienen vida social y proyectos de vida. Al contrario de lo que muchos piensan no son antisociales, introvertidos ni malhumorados. “Nosotros no calzamos con el estereotipo del ‘nerd’.

Simón Zambrano, conocido como ‘Chimo’, forma parte de esta comunidad de videojugadores apasionados, pero eso no significa que haya dejado de lado sus otras aficiones.

“Integro una banda de hip hop, toco la guitarra, el bajo y el piano. Tengo una novia y, además, trabajo”.

‘Chimo’ forma parte de Línea cero, una organización que se enfoca en asesorar a los usuarios para que seleccionen el computador adecuado para sus necesidades: “Muchas personas no siempre están familiarizadas con la tecnología ni con los términos técnicos; este desconocimiento los induce a comprar equipos que no responden a sus requerimientos. Por esta razón, ayudamos a los usuarios a entender qué tiene la máquina y para qué sirve. De esta manera, comprarán lo que realmente necesitan”. El mayor mercado de Línea cero son los videojugadores. Tienen una comunidad de alrededor 3 mil usuarios en este campo y reciben un promedio de 10 preguntas al día sobre requerimientos de hardware (componentes de la máquina).

Los gamers hacen de los videojuegos un estilo de vida

Quienes han dedicado su vida a jugar tratan de mantener posiciones dentro de su comunidad. De algún modo, hacen de los videojuegos su forma de vida. Buscan establecer nuevos récords y mantenerse a la vanguardia.

Según Chimo las personas que ya viven de los videojuegos y pasan todo el día dedicados a eso “son los jugadores pesados”. Él se considera un jugador intermedio porque lo hace como un hobby. A ellos les tiene sin cuidado, las críticas a los videojugadores, sobre todo, aquellas que giran en torno a la violencia que generan estos programas. En varias ocasiones, incluso se llegó a afirmar que quienes están expuestos a ellos, pueden ser insensibles al horror de la violencia.

Así como hay voces en contra, hay quienes dan a conocer sus beneficios. En este sentido, el Área de Psiquiatría de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, reveló que quienes usan videojuegos de manera habitual, son capaces de tomar decisiones de forma más rápida que los que no juegan. Después de someter a un grupo de gamers a varias pruebas concluyeron que estos respondían más rápido a los estímulos visuales. No solo fueron más ágiles, sino que también se observó que necesitaban menos información para llegar a las mismas conclusiones. En otras palabras, eran capaces de realizar mejor lo que se conoce como inferencia probabilística, necesaria para tomar una decisión.

Chimo tampoco está de acuerdo con los cuestionamientos al mundo de los videojuegos. “Imaginemos que me peleo con mi novia. Como tengo mucha ira reprimida, ingreso al juego y me desahogo. Seguramente, otro joven saldrá con sus amigos a tomar unos cuantos tragos. Quizás conduzca en estado de embriaguez y provoque un accidente. ¿Qué es más violento: el mundo exterior o los juegos?”.

Quienes no están familiarizados con el tema, suelen aceptar como una verdad irrefutable que los gamers viven fuera de la realidad y solo quieren jugar. Ya dentro de la comunidad e industria de los videojuegos, la situación es muy distinta, porque no existen prejuicios hacia ellos. Lo que sí ocurre es que muchos han intentado organizarlos en categorías específicas. De esta manera, están los gamers críticos, aquellos a quienes les encanta participar en los debates sobre qué se pudo haber hecho para mejorar el desempeño del jugador o cómo incrementar la eficiencia de la máquina.

También están los gamers hardcore que siempre se enteran sobre los nuevos juegos y dedican una buena parte de su tiempo a conocerlos. Pueden pasar noches enteras jugando y, cuando no lo hacen, investigan sobre nuevas técnicas para mejorar sus estrategias y alcanzar nuevos retos. Esta comunidad es tan diversa que también se destacan los gamers MMO, es decir, aquellos que se especializan en los videojuegos de rol multijugador. Estos videojuegos permiten a miles de jugadores introducirse en un mundo virtual de forma simultánea, a través de Internet.

En un primer momento, el usuario necesita crear un personaje. Una vez creado, el jugador puede introducirlo en el juego e ir aumentando niveles y experiencias. Muchos de ellos buscan tener la mejor armadura, el mejor puntaje y, en general, el mejor personaje. Hay muchos expertos en videojuegos que aseguran que este es posiblemente uno de los tipos de gamers más competitivos en la actualidad.

Sebastián Utreras se considera un gamer. Tiene 6 años en este mundo digital, empezó a los 19.

Asegura que los videojuegos le ayudan a manejar el estrés y al mismo tiempo a alcanzar nuevos retos. Pese a las críticas, hay muchos videojugadores que viven de esta afición. Quienes tienen páginas web, blogs o están dedicados a brindar asesoría, se financian con la publicidad de empresas tecnológicas que pautan en sus páginas. Otros ganan millones de dólares cuando ganan los torneos en línea. Por ejemplo, el campeonato mundial del juego ‘Dota 2’ (Defense of the Ancients 2) dará $ 12 millones en premios. El equipo ganador se hará acreedor a $ 5 millones, asegura ‘Chimo’.

Por el momento, los juegos más populares son: ‘League of legend’, que cuenta con más de 30 millones de jugadores en el mundo; ‘Dota 2’, ‘Fifa’, ‘Street Fighter’, ‘Counter Strike’, ‘Battlefield’ y ‘Pokémon’.

Cada juego necesita un computador con determinadas características. Una máquina con buen desempeño es fundamental, porque puede hacer la diferencia entre ganar o perder. No todos los equipos están diseñados para las batallas que se libran en Internet.

Foto: Andrés Darquea
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado