El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.30/Nov/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Fredy Lobato

Comunicación en crisis o crisis en la comunicación

16 de octubre de 2021 00:30

Una cosa es comunicar en campaña y otra en gobierno. Y mucho se ha destacado todo este tiempo del éxito del presidente Lasso en vacunar al Ecuador, como un puntazo de inicio de gestión.

Ese logro solo ha conseguido que los tradicionales grupos de presión, divididos antes por el clientelismo y los petrodólares de la década perdida, ahora se rejunten tras la cuarentena, para bloquear iniciativas contra la crisis, pues los obliga a dejar la zona de confort: Estado obeso, paternalista que repartía dádivas y obras millonarias a sobreprecios. Además, que la corrupción, despilfarro y cinismo políticos de los últimos tres lustros, nos dejó en soletas.

Si Lasso aún tuviere capital político y existe un evidente bloqueo legislativo de esos grupos de presión, lo obvio es que el gobernante ponga a trabajar a su equipo político y sus bases.

Equipo que trabajó antes sin salario estatal durante 8 años para catapultarlo a Carondelet o casi ganar dos elecciones previas; retando al vendaval populista y superando además sus propias concepciones personales en un trabajo de estrategas de campaña para atraer el voto millennial y remontar al correísmo.

No cometa entonces, el error que tuvo Jamil Mahuad -que fue un buen comunicador político como alcalde de Quito, fue un fiasco en Carondelet, donde se recluyó sus últimos meses-, pese a estar rodeado de renombrados estrategas en comunicación gubernamental.

Presidente, salga a la calle, al campo, a los barrios y comunidades. No hay que inventarse el agua tibia. Su predecesor y antagonista lo hizo; y antes de juzgar el éxito o no de eso, la mejor forma de conectar y escuchar con la gente es hablándoles de frente. Explíqueles, como ganó una elección difícil, pese a la pandemia. No será solo el TikTok o las cadenas acartonadas desde el Salón Amarillo o periodistas de antaño. Transmita confianza a un país quebrado que seguro entenderá lo que es tener y generar empleo versus el bloqueo, más migración y pobreza.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado