Ministro británico califica de delincuente a Julian Assange

17 de agosto de 2012 - 00:00

Luego de que el Gobierno de Ecuador concediera el asilo diplomático a Julian Assange, éste  debe hacer una solicitud a Reino Unido para que otorgue un salvoconducto que le permita salir de la Embajada ecuatoriana en Londres.

La decisión de conceder o no este permiso está en manos de Londres. El ministro  de Asuntos Exteriores inglés, William Hague, aseguró que no hay razones legales para otorgar un salvoconducto al fundador de WikiLeaks. En una rueda de prensa, el diplomático ratificó lo que el Foreign Office ya había adelantado en un comunicado.

Hague manifestó que su país no reconoce el concepto de asilo diplomático que concedió Ecuador y que su obligación es entregar al “hacker informático” a Suecia, en donde es solicitado por acusaciones de delitos sexuales, lo que ha sido desmentido en repetidas ocasiones por Assange.

El ministro dijo que la resolución del caso puede llevar “bastante tiempo” y lamentó que el Gobierno ecuatoriano haya decidido otorgar asilo a Assange.

“No otorgaremos un salvoconducto a Assange para que salga del Reino Unido, no hay ninguna base legal que nos obligue a ello”, apuntó Hague, quien señaló además que la inmunidad diplomática no debe ser utilizada para “dar refugio” a supuestos delincuentes y que el proceso en Suecia tendría “garantías” legales.

“La inmunidad existe para permitir que las embajadas lleven a cabo funciones diplomáticas adecuadas, y dar refugio a supuestos delincuentes no es una de ellas y tampoco impedir el proceso legal en un país”, apuntó el jefe de la diplomacia inglesa.

17-08-12-act-david-cameronAun así, indicó que no hay riesgo de que el Reino Unido vaya a “asaltar” la Embajada ecuatoriana pues, aun en el caso de que utilice una ley de 1987 que le permitiría revocar su estatus diplomático, debería estar sustentado en las leyes internacionales. “Esto es una complicación para Ecuador y para Assange, y es extraño que una embajada se coloque en esta posición”, señaló el ministro.

Por otra parte, los seguidores del fundador de WikiLeaks se apostaron  en los exteriores de la delegación ecuatoriana en Londres, que es dirigida por Ana Albán.

Desde tempranas horas de la mañana llegaron los simpatizantes, entre los que se encontraban ecuatorianos que celebraron la decisión de su Gobierno.

Juan Carlos Piedra, quien se identificó como coordinador del Movimiento de Ecuatorianos en Londres, mostró su satisfacción por la decisión de conceder la protección al ciudadano australiano.

Las reacciones mostraron el respaldo al Presidente ecuatoriano, porque consideran que la postura es una señal de la independencia frente a los intereses de las grandes potencias.

Mientras los manifestantes celebraban la decisión ecuatoriana, la presencia policial en el exterior de la sede diplomática, situada en el céntrico y exclusivo barrio de Knightsbridge, se incrementaba considerablemente.

Cuando una veintena de activistas se negaron a abandonar la acera en la que se encuentra la legación, tres de ellos fueron detenidos.

Sin embargo, los simpatizantes de Assange continuaron llegando hasta superar las doscientas personas. En los exteriores no solo se evidenciaron letreros a favor de Assange sino también banderas ecuatorianas.

Piedra afirmó que su presencia es para rechazar el comunicado enviado por Reino Unido a Ecuador, porque lo consideraron una amenaza. Por ello dijeron que iban a estar vigilantes. Está previsto que el próximo domingo Assange ofrezca una declaración en el portal de la Embajada ecuatoriana.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP