El Telégrafo - Noticias del Ecuador y del mundo - Unidad de Investigación

Unidad de Investigación

El 45% de separaciones de los cargos de prefectos, alcaldes, concejales y consejeros en el país se efectuó en 2018, tras informes de Contraloría que determinaron, incluso, indicios de responsabilidad penal. Ciertos implicados no han acatado las resoluciones del máximo ente de control y se mantienen en sus puestos licitando y celebrando contratos, a pesar de que el Banco Central les ha bloqueado las claves de acceso para disponer de los fondos institucionales.
El 45% de separaciones de los cargos de prefectos, alcaldes, concejales y consejeros en el país se efectuó en 2018, tras informes de Contraloría que determinaron, incluso, indicios de responsabilidad penal. Ciertos implicados no han acatado las resoluciones del máximo ente de control y se mantienen en sus puestos licitando y celebrando contratos, a pesar de que el Banco Central les ha bloqueado las claves de acceso para disponer de los fondos institucionales.
El 45% de separaciones de los cargos de prefectos, alcaldes, concejales y consejeros en el país se efectuó en 2018, tras informes de Contraloría que determinaron, incluso, indicios de responsabilidad penal. Ciertos implicados no han acatado las resoluciones del máximo ente de control y se mantienen en sus puestos licitando y celebrando contratos, a pesar de que el Banco Central les ha bloqueado las claves de acceso para disponer de los fondos institucionales.
Considera que se debe mejorar el sistema de becas, las relaciones entre las universidades y firmar convenios.
El 45% de separaciones de los cargos de prefectos, alcaldes, concejales y consejeros en el país se efectuó en 2018, tras informes de Contraloría que determinaron, incluso, indicios de responsabilidad penal. Ciertos implicados no han acatado las resoluciones del máximo ente de control y se mantienen en sus puestos licitando y celebrando contratos, a pesar de que el Banco Central les ha bloqueado las claves de acceso para disponer de los fondos institucionales.
El 45% de separaciones de los cargos de prefectos, alcaldes, concejales y consejeros en el país se efectuó en 2018, tras informes de Contraloría que determinaron, incluso, indicios de responsabilidad penal. Ciertos implicados no han acatado las resoluciones del máximo ente de control y se mantienen en sus puestos licitando y celebrando contratos, a pesar de que el Banco Central les ha bloqueado las claves de acceso para disponer de los fondos institucionales.
De los 170.000 educadores que existen en Ecuador, 7.836 son solo bachilleres, cuya mayoría están ubicados en las zonas fronterizas de las provincias de Esmeraldas y Sucumbíos. El Gobierno busca alternativas para que los profesores puedan seguir capacitándose y los alumnos no se queden sin educación. Igual ocurre con los maestros de inglés: en el magisterio, de 10.100 docentes, solo 3.500 tienen la certificación internacional B2 que avala su conocimiento.
Considera que se debe mejorar el sistema de becas, las relaciones entre las universidades y firmar convenios.
Considera que se debe mejorar el sistema de becas, las relaciones entre las universidades y firmar convenios.
El ingreso de extranjeros al Ecuador ha variado según la problemática política, económica, de violencia o de desastres naturales en sus respectivos países. Por ejemplo de 2010 a 2012 llegaron en su mayoría colombianos, mientras que en los siguientes años, sobre todo, han arribado haitianos, cubanos y actualmente venezolanos.
En 4 años de vigencia del COIP, la Fiscalía ha recibido en el país 577 denuncias de homicidio culposo por mala práctica profesional en general. Pero, a la Función Judicial solo han ingresado 68 casos, la mayoría están en etapa de indagación previa por falta de peritos o “profesionales pares” que evalúen esas lesiones o las causas de muerte.
En 4 años de vigencia del COIP, la Fiscalía ha recibido en el país 577 denuncias de homicidio culposo por mala práctica profesional en general. Pero, a la Función Judicial solo han ingresado 68 casos, la mayoría están en etapa de indagación previa por falta de peritos o “profesionales pares” que evalúen esas lesiones o las causas de muerte.