El flujo migratorio mundial responde a 6 factores

- 26 de diciembre de 2018 - 00:00

El ingreso de extranjeros al Ecuador ha variado según la problemática política, económica, de violencia o de desastres naturales en sus respectivos países. Por ejemplo de 2010 a 2012 llegaron en su mayoría colombianos, mientras que en los siguientes años, sobre todo, han arribado haitianos, cubanos y actualmente venezolanos.

Seis son las principales causas o factores que generan el flujo migratorio en la región y en el mundo: las crisis económicas en los países; la desestabilización política; los conflictos armados; la evolución y facilidad del transporte; la globalización y los embates de la naturaleza.

En lo que respecta a Latinoamérica, la actual migración masiva de venezolanos generó principalmente que los gobiernos de la región pongan en marcha mecanismos para acelerar el flujo a sus países de origen o reforzar los sistemas de salud y educación, para recibirlos en sus territorios.

Un flujo de personas que, al igual que en décadas pasadas, se desplazan en busca de mejores condiciones de vida a otras naciones.

¿Qué resultados arrojan las cifras en el caso de Ecuador?

Las estadísticas del Ministerio del Interior, que maneja el registro del tránsito migratorio en Ecuador, evidencia que, por ejemplo, entre los años 2010 y 2012 el mayor número de extranjeros que ingresó al país fue de nacionalidad colombiana con 49.812 personas.

Para 2013 el panorama cambió, ya que se registró el ingreso mayoritariamente de haitianos, mientras que en 2014 predominó la llegada de migrantes colombianos, en 2015 de cubanos y en los últimos años de venezolanos (ver infografía).

Las cifras determinan que desde 2016 hasta la actualidad, los venezolanos son los que más ingresan a Ecuador, ya sea de paso o para radicarse a trabajar, estudiar y, en definitiva, a residir en las principales ciudades.

El ecuatoriano debe recordar que fue migrante y ser tolerante

Michel Levi, catedrático de la Universidad Andina Simón Bolívar y analista internacional, cree que la migración se ha convertido en un tema importante porque la movilidad humana ha crecido a todo nivel, por diferentes factores.

“Países que usualmente no eran receptores ni emisores de migrantes se han vuelto receptores o emisores. En ese caso podemos ver claramente que el Ecuador, a inicios del siglo 21, fue un país emisor de emigrantes hacia Europa, Estados Unidos y diferentes partes”. indicó.

Añadió que, en cambio, ahora Ecuador se ha convertido en un país receptor de migrantes que vienen de países como Haití y, últimamente, de Venezuela.

En estos dos últimos casos, los desastres naturales y los conflictos internos en sus países obligaron a los ciudadanos a movilizarse fuera de sus fronteras, modificando las condiciones sociales y económicas de un territorio.

“En la mayoría de los casos los migrantes sí dinamizan la economía del país a donde llegan. Incluso, si no logran insertarse formalmente crean espacios y mecanismos de trabajo que les permite generar ingresos, para hacer de esa forma que la economía sea más ágil”, indicó Levi.

Levi y otros expertos consultados coinciden en decir que, ante la realidad, es fundamental definir mecanismos claros para permitir que los migrantes se inserten en un país y logren la convivencia.

No se sabe, sin embargo, si eso requiera de una ley o más bien de la capacidad de entender que los ecuatorianos también fuimos migrantes, por lo que debemos ser tolerantes con los extranjeros que arriban al país.

El internacionalista Santiago Orbe menciona que la migración se ha convertido en un mecanismo de subsistencia, de alternativa para las personas que no han recibido protección por parte de sus estados o que se ven vulnerados en función de sus valores, en función de sus necesidades por parte de quienes, se supone, les deben proteger.

El Acuerdo de Marrakech, que se firmó el 16 de diciembre pasado, pese a no ser vinculante para los estados, ha generado controversia y reacciones: unas de ellas, que se teme que incremente la migración desordenada y afecte a los países cercanos a las zonas de conflicto.

“Lo que ocurrió en Marrakech es un paso importante, sin embargo nos obliga a pensar que la migración y las movilidades humanas como tales no solo son un fenómeno que habla de las crisis de los estados, sino que habla también de la responsabilidad de equilibrar las oportunidades que estas pueden generar, al mismo tiempo de entender sus tensiones”, indicó Orbe.

Últimamente, Colombia y Perú son los destinos a los que los migrantes venezolanos buscan llegar, para establecerse y lograr mejores condiciones económicas; sin embargo, en su tránsito un número importante de estos migrantes se ha establecido en territorio ecuatoriano.

Según Orbe, por Ecuador han pasado dos millones de venezolanos, de ellos, 250 mil se han quedado. Eso demuestra que la movilidad humana en la región es una realidad que debe ser tratada tomando en cuenta que se puede convertir en un factor esencial para el sector productor de los estados, en este caso de Ecuador. 

“En la mayoría de casos los migrantes sí dinamizan la economía de un país”. Michel Levi, Catedrático universitario y analista (foto).

“Debe haber una ley global que refuerce los derechos de los migrantes. Debe haber consenso”. Cristian Cevallos, Migrante y concejal en Miami. (foto)

“La migración es una alternativa para las personas que no tienen protección por parte de sus estados”. Santiago Orbe, Analista internacional. (foto)

“Entre las propuestas de reforma a la ley está que exista una regularización para migrantes que ingresan al país”. Ximena Peña, Asambleísta electa por el exterior. (foto)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: