Ecuador, 23 de Abril de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo

¿Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar gripe?

Foto: Tomada de Internet. www.blogs.cun.es
Foto: Tomada de Internet. www.blogs.cun.es
15 de noviembre de 2015 - 00:00

Los cambios bruscos de temperatura sí pueden provocar un resfriado. Si no se los trata a tiempo pueden derivar en una faringitis, amigdalitis o una infección de vías respiratorias.

¿Cuál es la diferencia entre resfrío y gripe?

El resfriado es producido por un cambio brusco de temperatura: del frío al calor o viceversa. No hay bacteria ni virus. Los síntomas son el estornudo, el goteo nasal y un poco de malestar, podría haber un ligero cambio de temperatura. La gripe, en cambio, es una enfermedad viral. Sus síntomas, además de los del refriado, son temperatura alta, ardor y dolor en la faringe, comezón en la nariz, en los ojos, los oídos y puede desarrollar alguna bacteria.

¿La gripe se presenta más en un ambiente soleado, seco y con la presencia de abundante viento?

Sí. En el ambiente seco hay polvo que ingresa al organismo como alergia, produce estornudos y se empieza a desarrollar la gripe. Por ejemplo, en un día soleado beber agua helada, puede derivar en un cuadro gripal.

¿Existen más causas para que una persona se enferme de gripe?

Básicamente se trata de una enfermedad de transmisión. Es indispensable que la persona diagnosticada con gripe tenga reposo porque puede contagiar a los que le rodean. De acuerdo con estudios, el dar la mano contagia más que dar un beso en la mejilla.

¿Cómo podemos evitar contagiarnos?

Primero no mantener contacto con personas agripadas. Segundo, hay vacunas antigripales con cepas modernas que te crean defensas y te ayudan a contrarrestar la gripe. También se puede prevenir a través de tabletas o líquidos, una especie de ‘vacunoterapia’. Una persona que tiene alrededor de 12 gripes al año, con la vacuna tendría 4.

¿Cómo podemos crear buenas defensas en nuestro organismo?

Para fortalecer el aspecto inmunológico se requiere llevar una dieta equilibrada acompañada de ejercicios. Sobre todo, hay 2 requisitos básicos: comer mucha fruta rica en vitamina C (guayaba, kiwi, naranjas, etc.) y tomar abundante líquido. Es un modo de prevención casero. De este modo, las posibilidades de contagio serán menores.

Pablo Herrera, médico

Para estar siempre al día con lo último en noticias, suscríbete a nuestro Canal de WhatsApp.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media