Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 4321

Ropa, arma para descontaminar

26 de julio de 2011 - 00:00

La vestimenta de las personas podría convertirse en arma para luchar contra la contaminación en las grandes ciudades, gracias a una innovadora  tecnología que absorbe las partículas nocivas y purifica el aire.

Puede parecer ciencia ficción, pero los impulsores de la llamada “ropa catalítica” tienen ya un prototipo, un sofisticado vestido de noche impregnado con un catalizador, fruto de una inhabitual colaboración entre la moda y la química, que fue presentado en Londres.

El elegante modelo tiene incorporado la misma tecnología que los cristales autolavables, es decir una capa formada por nanopartículas de dióxido de titanio, un compuesto químico altamente reactivo que en presencia de luz solar y oxígeno genera unas moléculas llamadas radicales libres.

“En una ventana autolavable, esto convierte la suciedad en jabón y cuando llueve se limpia, pero en el vestido estos radicales libres reaccionan con los óxidos de nitrógeno (que liberan al aire los vehículos motorizados) y los convierten en nitratos” inocuos, explica  uno de los coartífices del proyecto, Tony Ryan, profesor de química de la Universidad de Sheffield (norte de Inglaterra).

Si queda algún contaminante adherido a la prenda, basta con meterla en la lavadora para que se vaya en el desagüe,  aseguran sus promotores.

Pese a  los temores que suscita entre algunos expertos el creciente uso de nanopartículas, los promotores sostienen que la reacción sería inofensiva para la persona.

“Cada uno tendría una pequeña nube de aire limpio cuando se desplaza”, agrega Ryan, quien trabajó en estrecha colaboración con la diseñadora Helen Storey, profesora del London College of Fashion.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: