Apple ahorra miles de millones de impuestos con la creación de filiales

30 de abril de 2012 - 00:00

El gigante informático Apple ha conseguido ahorrar miles de millones de dólares gracias a la implementación de estrategias de domiciliación fiscal en Estados con bajas tasas impositivas. Según revela The New York Times, el fabricante del iPhone ha creado filiales en estados con bajas tasas impositivas, que a menudo no son más que un apartado de correos o una oficina anónima que permiten pagar menos tributos.

Según este diario, que se basa en declaraciones de ex empleados de Apple -no revelaron su identidad-, la esencia de su sistema radica en la ubicación de sus filiales.

Por ejemplo, la sede  de Apple se encuentra en Cupertino, California. Sin embargo, al poner una oficina en Reno (Nevada), a sólo 200 kilómetros de distancia, destinada a recoger e invertir las ganancias de la compañía, Apple evade multimillonarios impuestos estatales, debido a que el impuesto de la renta en California es de 8,84%, mientras que en Nevada es de cero.

Además de en ese estado estadounidense, “Apple creó filiales en zonas con bajas tasas impositivas, como Irlanda, Holanda, Luxemburgo y las británicas islas Vírgenes”.

Esas dependencias a menudo no son más que “una casilla de correos o una oficina anónima, que le permiten (a Apple) bajar los impuestos que paga en todo el mundo”.

Sin embargo Apple no es la única compañía del sector que recurre a este tipo de  prácticas. “En los dos últimos años las 71 empresas tecnológicas incluidas en el índice bursátil Standard & Poors, entre ellas, Google, Yahoo y Dell, publicaron tasas impositivas inferiores en un tercio a las de las otras empresas pertenecientes al mismo índice”, subraya el diario.

Agrega que “para Apple, estos ahorros son particularmente importantes en función de la magnitud de sus ganancias, subraya The New York Times, que afirma que el gigante estadounidense podría cosechar un beneficio de 45.600 millones de dólares este año, un récord en la historia empresarial del país”.

Sin este tipo de tácticas, la factura de los impuestos federales de Apple en Estados Unidos habría sido mucho más alta de la publicada: 2.400 millones de dólares más, según un informe del execonomista del Departamento del Tesoro, Martin A. Sullivan. El año pasado, la compañía pagó 3.330 millones de dólares en impuestos en todo el mundo, sobre unos beneficios de 34.200 millones, lo que supuso una tasa del 9,8%, sin revelar qué proporción de estos impuestos se pagó en EE.UU.

En contraste, Walmart pagó el año pasado 5.900 millones de dólares en impuestos, lo que eleva su tasa impositiva al 24%, un ratio “normal” para las empresas tecnológicas, según The New York Times.

Las semana pasada la compañía, considerada la primera capitalización bursátil del mundo, publicó un beneficio trimestral de 11.620 millones de dólares, el doble que en el período equivalente del año anterior, y un volumen de negocios de 39.190 millones, un 59% más.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: