Thomas Schreitmueller, jefe de Políticas Reguladoras de Roche

Fármacos biológicos, la apuesta para mejorar la calidad de vida

- 21 de agosto de 2018 - 00:00
Foto: Karly Torres / EL TELÉGRAFO

Explica que el tratamiento ataca específicamente los tumores y los efectos son menores a la quimioterapia.

Una de las alternativas para el tratamiento de las personas que padecen de cáncer son las que incluyen anticuerpos monoclonales.

¿Existe un repunte de casos de cáncer?

Hay estudios de la OMS -Organización Mundial de la Salud- que reflejan que el cáncer en el futuro será un peso muy fuerte en la sociedad. Eso se relaciona con que la población envejece.

¿Cuáles son los factores que considera que influyen en el repunte de la enfermedad?

Es el estilo de vida que tenemos. Afectan factores como la contaminación del aire; así como el incremento de venta de comida poco saludable y el sedentarismo. Para ello podemos usar la tecnología para incrementar la actividad física.

Laboratorios ofrecen innovaciones en los tratamientos ¿Cuál es la diferencia entre los medicamentos biológicos y la terapia tradicional? 

La diferencia es que los anticuerpos tradicionales son muy específicos y la quimioterapia no lo es.

Por ejemplo, en el caso de la quimioterapia todo el cuerpo tiene la sustancia; por eso los efectos adversos son evidentes, como la pérdida de cabello, malestar y vómitos.

En contraste los medicamentos monoclonales solo se quedan en la circulación del enfermo y ahí atacan específicamente los tumores, por eso los efectos son menores a la quimioterapia. Es decir que la calidad de vida será mejor.

Una de las quejas de los pacientes son los dolores intensos, ¿con el nuevo tratamiento disminuyen?

Eso depende de caso por caso porque en ocasiones se deben aplicar tratamientos combinados.

¿En Ecuador qué tan comunes son los tratamientos biológicos?

No diría que el uso es masivo, pero sí se utilizan. También existen medicamentos que no están aprobados por la OMS, el organismo desarrolló un reglamento exclusivo para biológicos, otro para biosimilares y también uno de cómo se debe manejar cambios de manufactura y de uso. Creo que debe ser esencial que los países lo tengan en cuenta.

Porque en ello trabajaron todos los actores de la industria.

Infelizmente se ven productos que no cumplen con los reglamentos, yo pienso que las autoridades deben tomar acciones.

¿Es decir entrar en la regulación?

Claro, no estamos hablando de eliminar productos, sino cumplir los estándares mínimos que pone la OMS.

¿Qué tan accesibles son los tratamientos con biológicos?

Realmente son más costosos, pero por eso es importante que también entren los biosimilares. Cuando se saque un producto nuevo se justifica que haya un tiempo de exclusividad para recuperar la inversión, pero una vez que se libera debe haber competencia y ahí bajan los precios.

El problema es que debe hacerse con la calidad necesaria y con los estándares mínimos, porque de lo contrario será el paciente el que sufra las consecuencias.

¿En cada país quién debe regular los medicamentos?

Debe ser la autoridad local la que tenga la información. En América Latina, Brasil aplica esa modalidad, así como se hace en Europa, pero en Ecuador no hay ese mecanismo.

¿Hay problemas entre biológicos y biosimilares?

El problema es cuando se hace un cambio y el cuerpo crea resistencia. Una vez que el biológico se suple por el biosimilar ya no se puede retornar. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: