Sayausí, entre la naturaleza y la ancestralidad

- 12 de febrero de 2019 - 00:00
Los visitantes nacionales disfrutan de tomar las mejores fotografías recorriendo los ríos, para publicarlas en sus redes sociales. Ellos son acompañados por miembros de la comunidad que fomentan el turismo en esta localidad.
Foto: cortesía El Tiempo

Quince vecinos de la comunidad se organizaron, con el apoyo del Gobierno parroquial, para ofrecer un buen servicio a los turistas nacionales y extranjeros en la zona.

La parroquia rural de Sayausí ofrece varias opciones para disfrutarla mientras se recorre este sitio. Sus atractivos como paraíso virgen, la gastronomía y su gente son la esencia del lugar.

Se trata de una alternativa comunitaria en la que los turistas pueden conversar con los agricultores, trabajar la tierra con ellos, preparar la comida con las familias y así degustar las tradiciones culinarias de esta parroquia de la Sierra.

Los cultivos tradicionales son el maíz, la papa y algunas frutas tropicales. El área está cerca de la ciudad colonial de Cuenca, por lo que algunos de los cultivos se venden en los mercados de la urbe. Los agricultores viajan esas distancias para ofrecer al público una variedad de vegetales y frutas.

Los turistas pueden acompañar a los comuneros mientras efectúan sus labores de riego y cultivos de hortalizas y plantas.

“También pueden escuchar nuestras leyendas, conocer los lugares naturales como la cascada de Carbón y nuestro patrimonio cultural”, comentó uno de los guías, Luis Morales.

Sayausí es una palabra cañari que tiene muchos significados, pero los más populares son “sitio donde se visten elegantemente” o “lugar donde usan polleras”.

Sin embargo, según el diccionario de la Real Academia Española: “saya” representa la ropa exterior o falda de las mujeres, mientras que la palabra “uso” proviene del latín de acción o utilizar. Es decir, “uso de la saya”.

Un proyecto comunitario
Para materializar esta nueva ruta turística, 15 vecinos de la comunidad se organizaron con el apoyo del Gobierno parroquial y durante un año recibieron capacitación por parte de la Empresa de Desarrollo Económico de Cuenca (EDEC).

Aprendieron desde atención al público hasta cómo crear paquetes turísticos.

“Dividimos las alternativas de diversión para tener diferentes recorridos y variedad para los visitantes”, comentó otra guía, María Tránsito Pintado, una de las involucradas.

Uno de los paquetes es la “Saya Natural”. Si el turista se decide por esta alternativa, estará en Sayausí durante todo el día y disfrutará de una ceremonia ancestral, una caminata hacia las cinco cascadas de la parroquia, observación de flora y fauna, pesca y un baño, hará actividades agroecológicas, además de un almuerzo y café de despedida.

Cada paquete tiene un programa distinto. Su estructura fue un trabajo que se hizo con la guía de la EDEC y de la fundación Turismo para Cuenca.

Es decir, con las rutas listas, la comunidad empezó a recibir visitas, en las que los habitantes pusieron en práctica lo aprendido. 

“Esta es la segunda ruta rural de Cuenca. La primera fue San Joaquín”, recordó la directora de la fundación Turismo para Cuenca, Tania Sarmiento.

Las opciones comunitarias de San Joaquín y Sayausí se suman a la “Ruta del pan”, la “Ruta francesa” y la “Ruta artesanal”, que promueve la entidad municipal.

Durante el lanzamiento de la nueva ruta rural, los guías hicieron una cruz andina para agradecer a los cuatro elementos naturales este nuevo logro.

En la década de 1990, esta área era desconocida, y ni siquiera los habitantes de la ciudad -y menos el resto del país- la disfrutaban. Actualmente cuenta con hoteles para ofrecer un mejor servicio al turista. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: