Puruwá es una nueva propuesta de teatro a ciegas

- 29 de junio de 2018 - 00:00
Los asistentes de la obra musical Puruwá son ubicados estratégicamente con los ojos vendados en la sala de teatro. Cada individuo vive una experiencia única, según su perspectiva sensorial.
Foto: cortesía de Cofundamiento

El colectivo Confundamiento expondrá en obra musical inspirada en la nacionalidad indígena ecuatoriana. En ella abordarán sus costumbres y danza.

“Cuando un sujeto tiene los ojos vendados, los diálogos, la música en vivo y otros efectos crean el ambiente propicio  para dar una experiencia sensorial única en un show. Eso es lo que ofrecemos en el concierto Puruwá”, explica Julián Coraggio, director de la obra.

Puruwá es una nacionalidad indígena que está asentada en las provincias de Chimborazo, Bolívar, Tungurahua y Cotopaxi. La misión de este director es exponer esta maravillosa cultura, costumbre y danza en la puesta en escena que será proyectada del 12 al 14 de julio, en dos funciones diarias de las 18:00 y 20:00, en el Teatro México de Quito (al sur).

El formato concierto sentidos es una expresión artística que desarrolla el director del colectivo Cofundamiento  desde 2017. En las mismas, explica, mezcla distintos tipos de artes para que al no ser visual desarrolle los otros cuatro sentidos: el oído, el olfato, el gusto y el tacto.

“Lo que ofrecemos al espectador  es vivir una experiencia  de un concierto, pero inmerso dentro de una obra teatral y cultural”.

Coraggio detalla que esto se consigue gracias a que los  músicos estarán constantemente en movimiento alrededor del público. Además hay  sensación de olores, de texturas (por las telas o flores) e incluso de  sabores.

La interculturalidad teatral

Coraggio relata que el concierto Puruwá nació en febrero, luego de que uno de sus músicos, Marcelo Chimbolema, los invitó al festival de Balda Lupaxí en Colta, Chimborazo.

“La idea era exponer nuestra obra anterior ‘El despertador andino’, pero tuvimos inconvenientes. Finalmente probamos con la música Puruwá y aunque fue muy improvisado quedó muy bonito”, expone el director.

Chimbolema, quien es parte de la nacionalidad Puruwá, indica que aunque su fuerte es más el cine, ya que es su profesión, siempre ha complementado sus actividades con la música.

“Esta es una experiencia ciento por ciento cultural. A diferencia de las obras anteriores no usaremos equipos digitales, todo será con músicos en vivo. Además es importante mencionar que este proyecto parte de un disco holofónico en el que se basa esta obra y que pronto saldrá”, menciona Chimbolema, quien además es el que ejecutará los vientos.

En 1980, el científico Hugo Zuccarelli inventó la holofonía, un sistema que permite percibir los sonidos de manera tridimensional.

Es decir, el asistente al concierto jugará con la presentación del teatro clásico.

El público es sentado en ubicaciones específicas, pero sus otros sentidos serán los encargados de la inmersión de los receptores dentro de la obra. Esta técnica del teatro ciego mezcla las artes de danza y performance para cada escena.

Teatro ciego de Cofundamiento

El Teatro Ciego  es una nueva propuesta que data de 1997. Pero recién desde el 2017 el colectivo Cofundamiento se propuso adaptar las obras del escritor estadounidense Edgar Allan Poe en este  nuevo contexto.

“Cofundamiento, que cuenta con nueve integrantes y reside en Quito, en estos cinco años de actividad artística también ha participado en festivales en Colombia y Argentina”, agrega la directora de arte, Valeria Rivilla.

“El objetivo es recrear y experimentar nuevas formas de sentir y vivir lo que damos por sentado y que no es real. Cuando dejamos de ver nuestros sentidos se agudizan más y cambian completamente porque es parte de la sobrevivencia”, analiza Rivilla.

La directora de arte expone que todos los que trabajan en Cofundamiento son artistas independientes que se unieron por la necesidad de difundir su trabajo, pero sin utilizar la publicidad convencional.

“Trabajamos con convenios con las universidades de Quito. Es difícil, pero estamos haciendo un camino. Asimismo, no buscamos un teatro en el norte -de la ciudad-, exponemos en el sur, donde la gente también consume arte”, dice Rivilla.

Para Coraggio, los conciertos en teatro ciego además exponen una alternativa para los que están cansados del teatro convencional, ya que es como leer un libro.

“Cada espectador se dejará llevar por su propia imaginación. Cada interpretación será única”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: