Padres pueden cambiar a sus hijos de plantel fiscal en 16 situaciones

- 15 de marzo de 2019 - 00:00

La cartera de Educación iniciará el proceso de los traslados el 18 de marzo en la Costa. El año pasado el 41% de los matriculados solicitó la mudanza. Alumnos pueden ser asignados a centros que estén hasta a 2,5 km del domicilio.

María Pilay desea que su hija estudie el bachillerato en la  institución educativa emblemática 28 de Mayo, ubicada en Guayaquil.

Pero su anhelo se desvanece porque la menor de edad ya tiene un cupo asignado en otro plantel. Por ese motivo, la madre de familia acudió a un distrito educativo de la ciudad con el fin de solicitar el traslado.  

“Mi hija es muy buena en  dibujo y arte, pero en el colegio asignado no lo imparten. Pido el cambio porque quiero que ella perfeccione su habilidad”.

La representante considera que si su hija se gradúa en un plantel emblemático luego tendrá mayores oportunidades laborales.

Hace tres semanas acude al Ministerio de Educación (MinEduc) para solucionar su situación. Según ella, le respondieron que no hay cupo para ese establecimiento y que regrese la tercera semana de este mes.

De acuerdo con el cronograma del MinEduc, del 18 al 23 de marzo se desarrollarán los procesos de traslado de estudiantes que pasan de la formación particular a la pública; mientras que los de fiscal a fiscal será del 25 al 30 de este mes.

Este proceso es únicamente para los 132.256 inscritos de forma ordinaria y a los que se les asignó un cupo.

Andrés Pazmiño, subsecretario de Apoyo, Seguimiento y Regulación de la Educación, reconoce que los cambios constituyen un derecho de la familia.

Sin embargo, estos traslados se pueden dar solamente en 16 situaciones establecidas por el MinEduc (observar la infografía).

Irregularidades
En los últimos años -añade el funcionario- no existieron justificaciones apropiadas para realizar los cambios, lo cual distorsionó el derecho del traslado.

“Hubo casos de padres que se acercaron al Ministerio porque no les gustaba la institución asignada y porque deseaban que asistan a una emblemática”.

También se dieron irregularidades de tipo domiciliario. Por ejemplo, los residentes de los sitios aledaños a las unidades tradicionales comercializaban las planillas de energía eléctrica, hasta por $ 50, para que los alumnos de otras áreas consten como vecinos del sector y así beneficiarse de la zonificación.

El año lectivo anterior el 41% de la matrícula efectiva se dio por razón de traslados.  Esto -según la cartera de Estado- impactó en la planificación y el presupuesto.

Para evitar que esto se repita se potenció la georreferenciación de los estudiantes en instituciones educativas cercanas a sus hogares.

Además, se garantizó que los cupos disponibles en los centros emblemáticos se distribuyan en el proceso automático de asignación. En la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón) existen 26 colegios tradicionales.

El proceso
Los traslados se harán cuando el representante presente los documentos justificativos. Para realizar el trámite  deberán acercarse a las 21 sedes en Guayaquil. En la Costa existen 188.

Por ejemplo, quienes se encuentren en situación de movilidad requerirán el carné de refugiado; los de discapacidad, su credencial; los casos de enfermedades catastróficas o  certificados del Ministerio de Salud Pública (MSP); y quienes cambian de domicilio, sus planillas de servicios públicos.

Precisamente, es el caso de Javier Álvarez, quien solicita que sus dos hijos estudien en un centro cercano a su hogar, en Bastión Popular.

Hasta el año pasado los adolescentes debían tomar alimentadores y Metrovía para llegar a sus planteles. Uno estudiaba en el Ileana Espinel y otro en el emblemático Aguirre Abad.

“No alcanzaron a terminar sus tareas a tiempo y hasta los asaltaron a la salida. Temo por la seguridad de ellos y por eso necesito que me ayuden con un centro cercano”.

Álvarez no busca un emblemático, sino que continúen el bachillerato en el colegio Juan Montalvo.

Asimismo, el padre de familia Andy Chico desea registrar a su vástago en el Teodoro Alvarado, donde se preparó su hija.

El menor siempre llegaba retrasado a la escuela por el largo viaje desde el norte hasta el kilómetro 7 de la vía a Daule.

Al respecto, la autoridad aclara que los jóvenes pueden ser asignados a establecimientos que se encuentren hasta a 2,5 kilómetros de distancia de su residencia.

El Ministerio de Educación asegura que si se dan errores en ese tema serán atendidos los requerimientos de traslado para cualquier centro menos emblemático. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: