Muestra visibilizó el arte afro de un sector de la Isla Trinitaria

- 03 de abril de 2019 - 00:00
Fotos: César Muñoz / EL TELÉGRAFO

Vecinos de la cooperativa Andrés Quiñónez participaron en la exposición Contaminados, lo popular del arte contemporáneo. Las piezas de cerámica que hicieron, su música y el documental sobre su labor llegarán a su barrio.

Entre junio y julio de 2018,  los vecinos de la cooperativa Andrés Quiñónez, de la Isla Trinitaria (sur de Guayaquil), convocados por el líder comunitario Jimmy Simisterra, se unieron para excavar y construir un horno de tierra.

Luego encendieron el fuego y arreglaron junto a la hoguera las piezas de cerámica que habían elaborado en un taller dictado por el maestro Juan Pacheco. Muchas eran flautas, cununos, pitos de diversas formas y udús, este último instrumento musical de origen africano, recuerda Simisterra.

Paralelamente, el musicólogo Carlos Freire les dictó  un taller de etnomúsica en el que aprendieron a entonar los instrumentos que elaboraron en arcilla, contó Simisterra.

Luego de la “quema” llegó la celebración con música y baile, bajo la animación del grupo Afromestizo Candente que dirige Simisterra.

“Los participantes respondieron de forma positiva a la actividad que les mostró sus raíces porque, además,  aprendieron historias de nuestros antecesores: Cómo salieron de la esclavitud, su fortaleza para soportar tanta discriminación y maltrato  (...)”.

El origen de la exposición
Las piezas de cerámica y la música que entonaron fueron parte de la muestra Contaminados, lo popular del arte contemporáneo, que recoge situaciones reales en diversas épocas, pero que también construye ficciones.

Es un proyecto del Ministerio de Cultura y Patrimonio que estuvo abierto al público desde octubre de 2018 hasta el domingo último en el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC).

Marco Alvarado, artista visual y responsable de la dirección artística de Contaminados, dijo que la exposición en la que participó la comunidad de la Isla Trinitaria fue producto de un encuentro con Pacheco y Freire.

“La idea fue partir de un estudio de la botella de silbato que se ubica en la costa ecuatoriana, Cultura Manteña, para interceptarla con la afro, en este caso la comunidad de la Trinitaria. Pero en el desarrollo de los talleres aparecieron propuestas musicales que dejaron de lado a la botella y apareció el udú”.

Sobre la mesa donde estaban las diferentes piezas había un mapa que decía: Usted también es negro, “como un mensaje de que todos tenemos que ver con esa realidad”, explicó Alvarado.

Esta parte de la exposición fue ambientada con un fondo musical cantado por la comunidad y un documental sobre ellos, en los que colaboraron estudiantes de Cine de la Universidad de las Artes.

Traslado de piezas
Simisterra contó que para la ejecución del proyecto, los organizadores de Contaminados contactaron a la Fundación Señora Cleotilde Guerrero, dirigida por Marisol Caicedo España y en la cual es director financiero.

Señaló que al momento  coordinan el traslado de la muestra en la que colaboraron los vecinos de la cooperativa Andrés Quiñónez hacia esa zona de la Isla Trinitaria.

 “Fueron 35 participantes que recibieron con gran entusiasmo las enseñanzas de los maestros. El arte y la cultura ayudan a mejoran las condiciones en el sector porque la gente comienza a pensar diferente y a valorar lo que hace con sus manos”. 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo