Los mercados siguen siendo las farmacias de casa

- 10 de marzo de 2019 - 00:00
Las plantas medicinales dan un color especial al mercado 10 de Agosto. Sus vendedoras aseguran que curan muchos males, como dolores de cabeza, de piernas, de estómago, entre otros.
Foto: Rodrigo Matute / El Telégrafo

En estos pintorescos lugares se venden plantas medicinales y bebidas consideradas saludables, porque curan males de la garganta, dolor de piernas, entre otros.

Anita Ramón inicia su trabajo a las 04:00. Ella prepara el pulque que compra fuera de Cuenca para vender en el mercado 10 de Agosto.

Desde temprano sus clientes esperan en la planta alta para tomar un vaso de este producto que es elaborado con harina de maíz y, según Anita (como dice llamarse), cura enfermedades, como resfriados y tos, y es bueno para el dolor de hueso, pero sirve también de alimento.

El pintoresco mercado “esconde” bebidas únicas que solo se adquieren en estos espacios, por eso muchos ciudadanos, en especial del sector campesino, llegan para curar sus males. “También preparo el pulque con arroz de cebada”, indica la mujer.

Agrega que el trabajo es complicado actualmente, ya que no es fácil comprar pencos cerca de Cuenca, sino que viaja fuera de la ciudad para hacer el negocio.

Los clientes, en cambio, no conocen esta realidad y solo esperan que Anita llegue al mercado. “Yo lo he tomado toda la vida. Es bueno para los huesos”, asegura Marina Chaca, quien llegó desde la parroquia Sinincay para hacer compras.

“Hay que tomarlo bien caliente porque hace sudar”, aconseja la mujer, quien toma un sorbo de esta colada que es preferida por personas mayores.

“Trabajo hace más de 10 años en este negocio”, dice Ramón, quien una vez a la semana recoge los pencos que compra en Nulti, Llacao o Challuabamba.

“Compro a $ 8 cada penco, pero eso sí, exijo que tenga más de 15 años de vida para que el producto sea de lo mejor para mis clientes”, asegura.

Anita Ramón vende el pulque desde las 08:00 en el mercado 10 de Agosto de Cuenca. Este producto cura la tos y el dolor de piernas.Anita Ramón vende el pulque desde las 08:00 en el mercado 10 de Agosto de Cuenca. Este producto cura la tos y el dolor de piernas. Foto: Rodrigo Matute / El Telégrafo

A su lado está Juana Tenesaca, quien también pide que le vendan un vaso de pulque, pero líquido, es decir, sin harina. “Esta coladita ya se va perdiendo, los hijos ya no quieren tomar, peor los nietos”, manifiesta la mujer, mientras toma caliente el producto. “También es bueno para la tos, con dos vasitos de estos, se cura”, asegura.

Agrega que en su tierra (Nulti) casi no hay pencos, ya que la nueva producción ha depredado estos lugares que están fuera de la ciudad de Cuenca.

A pocos metros, más de 10 personas conservan sus puestos de venta, pero lo característico es que comercializan solo plantas medicinales, como sábila, manzanilla, toronjil, oreja de burro, violetas, entre otras, que se  mantienen y que, según ellas, fueron utilizadas por sus abuelos que no recurrían al médico, sino que preferían curarse con infusiones de estas plantas.

“Para el dolor de barriga lo mejor es una agüita de manzanilla”, indica Carmen Torachi, de 75 años, quien lleva a su casa para preparar todas las mañanas una agua concentrada con las plantas medicinales.

Más allá se encuentra Esperanza Carpio, que también llegó al mercado para proveerse de estos medicamentos hogareños. “La sábila es buena medicina para el estómago, sobre todo cuando se sufre de gastritis”, indica la mujer.

Añade que es un buen medicamento cuando una persona se quema. “En ese momento hay que tener en mano la sábila y poner su líquido sobre la piel para aliviar el dolor y evitar que queden cicatrices”.

Los batidos también se venden en este mercado, al igual es una tradición la malta con huevo. (I)

La sábila es una planta apetecida, se considera que es buena para curar males del estómago y, sobre todo, la gastritis.La sábila es una planta apetecida, se considera que es buena para curar males del estómago y, sobre todo, la gastritis. Foto: Rodrigo Matute / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: