¿La mascarilla molesta al hacer actividades físicas?

09 de junio de 2020 19:52

La nueva normalidad implica readaptar las actividades diarias que realizábamos para evitar el contagio por covid-19. Uno de los protocolos sanitarios establecidos en la mayoría de países es utilizar una mascarilla al salir a la calle. Sin embargo, este equipamiento no tiene por qué incidir negativamente a la hora de hacer ejercicio.

El médico deportólogo Celio Romero dijo que no hay hasta la fecha estudios científicos que confirmen un trastorno respiratorio al portar una mascarilla mientras se hace deporte. Romero señaló que lo recomendable es que este insumo sea desechable para que si se rompe o daña por el sudor, se lo cambie por uno nuevo.

En el caso de los gimnasios, que aún esperan una disposición del Comité de Operaciones de Emergencia para funcionar, la mascarilla es un requisito de los protocolos de bioseguridad. “Probé en actividades de cardio, circuitos funcionales, levantamiento de pesas, máquinas de musculación y al inicio sí esu n poco incómodo porque no tienes la costumbre. Luego te vas adaptando”, manifestó Paúl Vega, propietario del gimnasio Fitness Ofice.

El entrenador sugirió el uso de mascarillas KN-95 o mascarillas deportivas por ser bastante cómodas. Sin embargo, debido a que existen ejercicios que demandan más oxígeno, en su local la carga de actividades será en un 50 o 60 porciento según el biotipo del cliente. “Yo cumplo con todos los protocolos sanitarios”, aclaró.

Vega acotó que en su gimnasio también se fomentará el lavado de manos, la desinfección de las máquinas y el uso constante de gel desinfectante. Sin embargo, cuestionó que no haya una claridad sobre la fecha para abrir sus puertas y expresó una molestia general desde el sector del fisiculturismo, quienes solicitan la reapertura de sus locales.

Las mascarillas en el yoga, un caso diferente

El yoga  es un ejercicio que consiste en la relajación de la persona a través de una correcta respiración mientras efectúa ciertos movimientos. Según Fernando Ron, cofundador del emprendimiento ‘Take a Breath’ (toma un respiro, en español), la mascarilla puede afectar la realización de esta disciplina.

Se puede interrumpir el correcto flujo de aire produciendo que la persona no se relaje”, explicó Ron. Además, el cubrebocas podría distraer, pues la preocupación se centrara en la mascarilla y no en cumplir debidamente el ejercicio, o resultará incómodo.

La utilización de guantes también es contraproducente al momento de realizar yoga. “Sería un problema porque usamos las manos como apoyo en el mat o colchoneta, así que nos resbalaríamos”, explicó.

El instructor considera que esta disciplina milenaria es una filosofía de vida y sirve para reforzar el sistema inmunológico, el sistema nervioso y la concentración, aspectos esenciales durante esta emergencia sanitaria. Para evitar el riesgo de contagio sugiere hacerlo en sus hogares.

“Hay muchas escuelas que ofrecen clases en línea con horarios flexibles”, agregó Ron. El joven emprendió ‘Take a Breath’ para ofrecer clases virtuales de yoga, donde se enseña a meditar y relajar el cuerpo. (I)