En diciembre culminarán los encuentros y en el primer trimestre el documento será entregado a senplades

Más de 16 mil padres y maestros aportan a la construcción del nuevo Plan Decenal

- 30 de septiembre de 2015 - 00:00
En cada socialización se establecen mesas de trabajo con el fin de fortalecer, mediante propuestas, los objetivos de la enseñanza y aprendizaje del país. Foto: Miguel Castro / El Telégrafo

En diciembre culminarán los encuentros y en el primer trimestre el documento será entregado a senplades

El 12 de agosto pasado 3.000 personas, entre docentes, padres de familia y estudiantes se reunieron por primera vez en el coliseo del colegio Don Bosco, en Quito, para dar inicio a los encuentros para la construcción del Plan Decenal de Educación 2016-2025.

Desde entonces las reuniones se han replicado en las principales ciudades del país. Entre ellas constan Milagro, Riobamba, Francisco de Orellana, Portoviejo, Imbabura y Guayaquil. En esta última se repitió una convocatoria masiva como la realizada en la primera ocasión.

Tres mil miembros de la comunidad educativa, conformada por representantes de instituciones fiscales, particulares y fiscomisionales, se congregaron en el coliseo de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte para participar en las nuevas propuestas de la próxima década.

Como se practica al inicio de cada evento, los docentes junto al Ministro de Educación, Augusto Espinosa, escriben en un papel sus deseos y anhelos para conseguir un país justo y equitativo. Al final, las hojas son dobladas en formas de avión y lanzadas en señal de constancia de los objetivos que esperan alcanzar.

En cada intervención, el titular de la cartera de Estado enfatiza que la meta principal es que Ecuador tenga uno de los mejores sistemas educativos de América Latina y con ello se incrementará el reconocimiento salarial en los maestros.

Ante ello, Espinosa sostiene que “no se puede decir simplemente hay que aumentar el salario, si no hay una obligación nacional, fundamentalmente de los maestros para seguir mejorando la calidad educativa en el país”.

“Si a 2019 logramos tener un nivel de calidad como el de Chile o Costa Rica, necesariamente, por gratitud a los maestros, el país deberá hacer el esfuerzo de remunerar en esta misma medida a los docentes”, aclaró.

El ministro manifestó que la calidad educativa influye en los salarios y hace una comparación: peores salarios en 2006, peor calidad educativa. En 2014 la calidad es media en América Latina y los salarios de los maestros, medios. “Si queremos trabajar conjuntamente debemos proponernos el objetivo nacional de a 2018 o 2019 tener el mejor sistema educativo de América Latina y también los mejores salarios de los maestros”.

¿Todos están de acuerdo? Espinosa reconoce que no. Dice que a muchos no les gusta escuchar esto y señala a aquellas personas como mediocres, que viven sin objetivos, sin sueños, aquellas personas que no piensan en el bien común, sino en su bienestar.

Explicó que cada dólar que aumentaría en salario para los docentes implicaría una inversión adicional de 160 mil dólares mensuales por parte del Estado, es decir que por cada $ 10 de aumento se gastaría un millón 600 mil dólares mensuales. Si se aumenta el 10% de los salarios a los maestros, representaría 16 millones de dólares mensuales, con lo que en un año tendría un impacto de alrededor de 200 millones de dólares en el presupuesto nacional.

¿Eso hay que hacer?, se pregunta Espinosa e inmediatamente responde que sí, pero con responsabilidad y planificadamente.

“Dando y dando, derechos y obligaciones. La principal obligación como docentes es seguir trabajando por mejorar la calidad educativa y el país tiene que retribuirles para que, a medida que mejore la calidad, mejoren su nivel de ingresos”.

Recuerda que el primer proceso de recategorización se hizo el año pasado y eso significó que alrededor de 18 mil maestros ya tengan asegurado el incremento de alrededor del 10% cada año hasta llegar a su categoría definitiva.

“Había rechazo porque consideraban que solo debía tomarse en cuenta la antigüedad, pero pregunto si una persona que no ha recibido capacitación merece ser llamado maestro”. Al unísono se escuchó un “No”.

El aporte de los maestros

En cada jornada de socialización están presentes los representantes de la Red Nacional de Maestros. Su líder, Wilmer Santa Cruz, expresó que en estos diálogos se espera definir una mayor cobertura educativa. “Vemos que los padres de familia confían nuevamente en la educación fiscal, por eso es que se ha aumentado el número de estudiantes en las instituciones y así seguirá progresivamente. Por eso vamos a necesitar mayor infraestructura, mayores equipamientos, mayor capacitación, maestrías, preparación y profesionalización de los docentes”.

Con ello coincidió la maestra de primaria Jackeline España, quien asegura que, pese a que ya se ha tomado en cuenta este tema, falta trabajar en los estudios de maestrías y en la profesionalización de aquellos docentes que aún no tienen título profesional.

Importancia del Plan Decenal

Para el ministro de Educación, Augusto Espinosa, el Plan Decenal es fundamental porque los procesos de transformación educativa toman tiempo. “No es suficiente trabajar cuatro u ocho años en la transformación de un sistema. Es importante tener procesos de largo plazo y, en ese sentido, la política educativa tiene que ser, más que una política de gobierno, una política de Estado”.

Para lograrlo, sostiene que es importante que toda la sociedad se apropie de los procesos de cambio y en este caso, específicamente, cada una de las instituciones.

Según Espinosa, en el Plan Decenal anterior se sobrepasaron los objetivos que principalmente estaban asociados a la cobertura. “Sin embargo, creemos que, si bien hay que enfatizar en estos próximos 10 años en llegar a la universalización, incluso el bachillerato, una de las tareas más importantes es mejorar la calidad y mejorar los resultados de aprendizaje”.

El borrador del nuevo plan será presentado en diciembre de este año y luego será sometido a discusión entre los miembros de la comunidad educativa. La intención es que en el primer trimestre de 2016 sea entregado a la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) como un insumo para el próximo Plan Nacional del Buen Vivir 2017-2021. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo