ENTREVISTA

Marcos Vega: “Buscamos que a los estudiantes y docentes investigadores se les impregne el espíritu de innovación”

El director ejecutivo de Prendho, de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), Marcos Vega, detalla cómo funciona este espacio de investigación y emprendimiento.
14 de octubre 08:00

¿En qué consiste el Parque Científico y Tecnológico, desde cuándo surge?

El Parque surge como una iniciativa desde el 2018, que se fue gestando dentro de la universidad, pero no fue sino hasta el primer trimestre del 2019 que se logró que se hiciera la declaratoria como tal, porque para que un campus universitario pueda ser considerado como un Parque Científico y Tecnológico (PCyT) tiene que cumplir ciertos requisitos.

La universidad ya cumplió con esos requisitos en el 2019, y a partir de ahí quedó declarado como Parque Científico y Tecnológico, y a partir de ese momento logró ser incluido en la IASP que es como una especie de Asociación Internacional que aglutina a todos los parques científicos y tecnológicos que hay alrededor del mundo. Nosotros estamos incluidos en ese club selecto, porque no hay muchos parques científicos y tecnológicos.

De hecho en Ecuador solo hay tres: Espol, Yachay y nosotros que somos los más nuevos en ese sentido. El PCyT no solamente se trata de un lugar donde se gestan ideas sino que estas se concretan y se aprovecha todo el conocimiento que se genera a partir de todos los procesos de investigación científica que existen dentro del campus universitario.

Como UTPL tenemos 4 áreas de trabajo fundamentales y a través de estas se logra el objetivo de desarrollar la investigación, convertirla en idea y que estas se concreten.

La primera área la formación, donde básicamente lo que buscamos es que, a través de nuestros programas académicos y de cualquier otro esfuerzo de formación -puede ser en educación continua o en cualquier otra área-, se le impregne a los estudiantes, pero también a los docentes investigadores todo ese espíritu de hacer innovación, emprendimiento a partir de toda la ciencia, de todo el conocimiento que se genera en la investigación.

El segundo pilar tiene que ver con la incubación y aceleración de negocios, porque generalmente cuando se hace esta formación la gente cambia su chip y muchas veces las ideas que aprovechan el conocimiento, la tecnología, la ciencia, no logran cristalizarse, porque no llevan un acompañamiento apropiado.

Entonces lo que hacemos es que dentro del PCyT hay un componente que es Prendho, que lo que hace es tomar esas ideas para incubarlas y acelerarlas, es decir pasarlas a la parte de negocio, porque entendemos que la ciencia tiene que estar al servicio de la sociedad. Pero se genera la riqueza para la sociedad una vez que toda esa ciencia se convierta en ideas que luego decantan en negocios.

Marcos Vega, director ejecutivo de Prendho, de la UTPL.

El tercer componente es uno muy importante y es la relación empresa - universidad, porque históricamente, y no solo en Ecuador sino alrededor del mundo, las universidades están divorciadas del sector empresarial y el PCyT lo que busca es cómo reconciliar a esas dos partes. Se lo hace a través de establecer vínculos con las empresas.

El PCyT lo que busca es que las empresas del sector empresarial ecuatoriano se acerquen a la UTPL, se cobijen de todas las facilidades que tiene la universidad, pues es un ente que se dedica a la investigación y al conocimiento, y ha invertido mucho dinero en equipos, maquinaria, en instalaciones de laboratorio que no las tiene una empresa necesariamente.

El cuarto componente es el tema de la gestión y transferencia del conocimiento; todo lo que se investiga, todo lo que se encuentra en los laboratorios, en los trabajos, en las tesis, en los proyectos, todo eso al final del día tiene una cosa particular y es que se puede proteger, es decir hay una propiedad intelectual (…) Entonces el PCyT trabaja en cómo proteger ese conocimiento, pero no solamente protegerlo sino que, además, transferirlo, porque de nada le sirve a la universidad tener 100, 200 o 1.000 patentes si no hace nada con ellas.

Al final la universidad persé no tiene como misión hacer dinero, no es esa la idea, ni explotar el conocimiento, lo va a hacer es el sector privado, el sector empresarial, entonces se transfiere el conocimiento, ya sea que se vendan las patentes o las protecciones vegetales o todo lo que se genere aquí o los derechos de autor. Y también se pueden licenciar, también está el esquema de licenciamiento donde el empresario lo que hace es pagar una regalía por ese tema.

¿El parque físicamente en qué área se levanta?

Físicamente el parque es toda la universidad, lo maravilloso de esto es que cuando se crea un PCyT ya nosotros no decimos: vamos al campo de la UTPL sino vamos al PCyT, porque toda la universidad es el Parque. En ese sitio usted lo que va a encontrar es que básicamente el concepto está transversalizado, que todo el mundo habla el mismo idioma, no importa si es del área académica, de ciencias administrativas o ciencias técnicas, socio humanística, todo el mundo sabe que está en un PCyT.

¿Como parque han participado con proyectos o ideas a nivel internacional?

Todavía no hemos internacionalizado el concepto, pero a eso vamos (…) Ya tenemos algunas cosas concretas bien profundas, puntuales. Estamos próximos a desarrollar a nivel internacional uno de nuestros emprendimientos que surgió de los 4 elementos referidos, incluso recientemente ganó un reconocimiento a nivel nacional en el Desafío Reinventa Ecuador que promulgó la Alianza para el Emprendimiento y la Innovación (AEI) y este emprendimiento próximamente se va a internacionalizar.

Es un emprendimiento que nació de la vinculación, de un profesor y dos alumnos que ya están graduados, entonces esta asociación profesor - alumnos generó una oferta de valor desde el punto de vista de biotecnología.

Logramos también que este emprendimiento se pueda asociar y ser parte de la cadena de valor de otras empresas fuertes del sector alimentario en el país.

¿Toda la planta de estudiantes y docentes forma parte del parque?

Todos formamos parte del parque. Desde el momento en que uno ya es parte del ADN UTPL, ya es parte del parque.

¿Qué tiempo les tomó ingresar al IASP, es un proceso largo?

Sí es un proceso largo, hay que cumplimentar una serie de requisitos, datos de información, empezamos en el 2018 y se concretó en el primer trimestre de 2019, es decir que casi un año desarrollando todo esto y que quedara una propuesta que fuera interesante para la comunidad internacional.

¿Se ha requerido de algún tipo de inversión para el parque?

En realidad la universidad siempre ha tenido la idea de que todas sus cuatro áreas académicas requieren inversión constante tanto en equipamiento como en recurso humano, s es un proceso que viene desde lejos. Hace unos 15 años estaba de director el padre Luis Migue Romero y, a partir de ahí, él empezó a tener esta visión y lo primero que hizo es desarrollar la capacidad de preparar a nuestros profesores en doctores PhD porque casi no había.

La universidad tiene vínculos con universidades del extranjero y la mayoría de nuestros profesores salieron y lograron tener esta formación. De un momento a otro la universidad se disparó en la producción de artículos científicos que fueron citados por otros y eso le dio un posicionamiento.

¿Proyectos a corto plazo?

Estamos en este momento en la convocatoria anual de los proyectos de investigación e innovación dentro del parque, ya se está publicando, lo estamos haciendo primero internamente y en algún momento lo vamos a extender al resto de la población académica del país. Este proyecto nos va a permitir generar nuevas iniciativas.

Aquí no se trata de cantidad sino de calidad, aquí aplicamos la teoría del embudo, mientras más iniciativas podamos meter en todo este esquema, en todos estos elementos del parque -porque por selección natural algunas van a ir desapareciendo- las que queden son las que tienen el potencial de cambiar no solamente la realidad de la provincia de Loja sino de todo el país.

¿La pandemia les ha afectado de alguna manera?

Sí y no; nos ha afectado, pero nosotros hemos tenido la  virtud y la capacidad de reconvertirnos en un plazo relativamente corto (…) En la parte de formación no se ha detenido, porque afortunadamente la UTPL tiene más de 40 años de estar como líder en educación a distancia, y se ha mejorado en los meses de pandemia, lo hemos hecho rápido con una metodología interactiva centrada en el estudiante.

Prendho sigue motivando al ecosistema de la UTPL para que los chicos sigan generando ideas que se puedan convertir en negocio. (I)