Madres y bebés vivieron la gran lactada en Quito

- 06 de agosto de 2018 - 00:00
En el evento se enseñaron técnicas para ayudar a los bebés a relajarse y para que disfruten junto a sus madres de las bondades de la leche humana.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la leche materna de forma exclusiva en los primeros 6 meses de vida de todos los neonatos.

Decenas de madres de varios lugares de Quito y sus bebés se dieron cita ayer en el Centro La Tejedora, del valle de Cumbayá, para ser parte de una gran lactada como muestra de la importancia de este alimento en la salud del infante, a propósito de la Semana Mundial de la Lactancia.

Los acordes de las melodías de cuna interpretadas en vivo por el cantautor Ricardo Williams sirvieron de fondo para que los bebés disfruten de su alimentación en tranquilidad y con el cariño de sus padres.

Muchos aprovecharon el momento para tomarse una selfie o simplemente para contemplar a sus bebés.

“No hay nada más hermoso que disfrutar estos momentos con tu hijo porque sientes que hay una conexión muy estrecha de corazón que no se compara con nada”, contó Mayra Terán, asistente al evento.

Margoth Herrera, quien cursa la semana 32 del embarazo aprendió las mejores técnicas para poder disfrutar del momento de la lactancia.

“Estoy con ansias de que ya llegue mi pequeño bebé Mathías y de disfrutar de esos momentos que serán irrepetibles, aunque también sé que demandan un gran esfuerzo como madre”.

En el país, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición Ensanut, alrededor del 54% de madres da de lactar de forma exclusiva a sus bebés hasta los 6 meses de edad y el resto utiliza sucedáneos de la leche para reemplazar el alimento idóneo para el neonato.

“La leche materna es la primera vacuna que recibe el bebé cuando nace y está llena de inmunoglobulinas que le sirven de protección para muchas enfermedades”, refirió el pediatra Fernando Montaño.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que la lactancia materna de forma prolongada favorece el desarrollo cognitivo de los infantes y los resguarda de enfermedades como la obesidad.

Según la OMS, 3 de cada 5 neonatos no reciben leche materna en la primera hora de nacimiento lo cual aumenta el peligro de que mueran o contraigan una enfermedad, y disminuye las posibilidades de que sigan tomando leche materna después. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: