Entrevista / luke warwick / miembro de ‘the pew charitable trusts’

Los tiburones, vitales para el ecosistema

Entrevista / luke warwick / miembro de ‘the pew charitable trusts’
06 de noviembre 00:00

En el mundo existen más de 500 especies de tiburones. Según el biólogo británico Luke Warwick, solo 5 de ellas tienen protección especial, por lo que existe una campaña global para la conservación de la especie. Se denomina ‘The Pew Charitable Trusts’ y exhorta a que la XI Convención sobre especies migratorias, reunida hasta el domingo, en Quito, incluya en su lista de especies protegidas a los tiburones.

¿Cuál es la principal amenaza para la población de tiburones?
La pesca es el mayor peligro para el tiburón blanco, que ha disminuido su población en los últimos años.

¿Qué otros tipos de tiburones están en peligro de desaparición?  
Hay otras 2 especies que se encuentran amenazadas: el tiburón martillo y el tiburón zorro, cuyas poblaciones se han reducido en 90% y 80%, respectivamente, a nivel mundial. Ecuador estuvo involucrado muy de cerca en la conservación del tiburón martillo el año anterior y eso permitió brindar un avance importante en este tema, sobre todo con el ecoturismo en las islas Galápagos y la preservación de tiburones y mantarrayas.

¿Cómo avanzan las políticas de conservación de especies marinas?
No existe ninguna legislación que proteja a los tiburones. Cada año 100 millones de tiburones mueren alrededor del mundo, lo que es insostenible y los gobiernos de cada país deben privilegiar la protección del tiburón, asegurando que se termine con toda la pesca de este tipo de especie, que alcanza su posibilidad de reproducción a los 17 años y solo tiene en su vida 2 crías. El tiburón no es como otra especie de pez que pone miles de huevos para luego ser consumido, sin que se afecte la cantidad existente.

¿Por qué es tan importante para el ecosistema la protección de los tiburones?
Los tiburones son para el mar lo que los leones y pumas son en la tierra, es decir depredadores, y como tales ayudan a eliminar de las aguas los animales muertos, impidiéndose así la propagación de enfermedades y fortaleciendo la composición genética de las poblaciones de presas. Los estudios han demostrado que una desaparición de los tiburones representaría también una disminución en la cantidad de pescado en los mares. Los gobiernos se han dado cuenta de que es mejor y mucho más rentable un tiburón vivo que uno muerto, sobre todo considerando el ecoturismo. Las islas Fiji, por ejemplo, reciben $ 20 millones por la visita de turistas.

¿Hay ejemplos de la preservación de la población de tiburones?
En las islas Maldivas y en Palao, en el Pacífico, hay un santuario de tiburones, donde no se les puede tocar ni matar. A nivel internacional hay algunos tratados de comercio que protegen a esta especie, pero se necesita mucho más. Los pescadores internacionales están tratando de colaborar, pero no es suficiente.

¿En qué región hay más avances en la conservación del tiburón?
Anteriormente se creía que Estados Unidos brindaba más protección, pero el año pasado, en un evento similar al de Quito, muchos países de Latinoamérica se unieron para hacer de la protección al tiburón una prioridad en sus políticas ambientales. En el Reino Unido se hace mucho menos por esta especie. Por eso, reuniones como esta son ideales para promover más iniciativas.

¿Hubo interés por este tema antes en los gobiernos mundiales?
En el pasado no hubo prioridad ni mayor preocupación en los países por mantener a los tiburones, pero ahora se han dado cuenta de que es importante intensificar la conservación de esta especie. Ahora vemos que hay un esfuerzo global de todos los continentes por preservar estas especies, pero aún hay muchas cosas por hacer. La gente debe tener conciencia de no consumir carne de tiburón y así evitar su caza.