Qué hacer con los libros y cuadernos sin usar

- 05 de enero de 2019 - 19:00
Foto: Internet

Muchos padres no saben dónde llevar el material escolar que queda una vez terminadas las clases.

El periodo escolar en la región Costa está próximo a culminar, lo que significa vacaciones para los chicos; pero, también, al finalizar un curso quedan un montón de libros y cuadernos que ya no son útiles. ¿Qué podemos hacer con ellos?

Existen varias opciones para no desperdiciar este material, ni tirarlo ni darlo por perdido. Aunque para algunos ya no sea válido, para otros puede ser muy útil.

En el hogar Inés Chambers Vivero, en el suroeste de Guayaquil, se pueden donar libros y cuadernos.

Este lugar brinda atención a niños que vienen de hogares disfuncionales y ellos son los beneficiarios directos de lo donado.

También se puede acudir a las oficinas de la Unidad Educativa San José Buen Pastor, donde se educan estos menores. Ambas entidades son regidas por la Benemérita Sociedad Protectora de la Infancia (BSPI)

Otra opción sería el proyecto 'Metroteca', de la Fundación Metrovía, el cual apunta a una biblioteca ambulante que funciona como un intercambio de libros que permiten fomentar la lectura.

Aunque el proyecto estaba habilitado hasta mediados de noviembre en once paradas de la Metrovía, desde este año (2019) habrá un nuevo método para la prestación de libros. y solo se lo hará en la estación Terminal Río Daule.

Patricia Chiquito, coordinadora del proyecto, recuerda que para hacer efectiva la donación de libros, los principales requisitos son que estos no se encuentren rayados y que estén en buenas condiciones, que sean reusables.

De 50 libros en adelante, el servicio es personalizado; es decir, que ellos personalmente van a la casa a retirarlos, agrega.

La Dirección de Cultura y la Jefatura de la Biblioteca Municipal ofrecen otra alternativa, pues también reciben donaciones de libros y documentos en general que se encuentren en buen estado y cuyo contenido siga siendo vigente.

Elvia Cadena, quien trabaja en esta entidad, detalla que una vez donados los libros, estos pasan primero por el departamento de procesos para hacer una clasificación de los mismos.

Hay que tomar en cuenta que no se pueden donar:

-Libros manchados, mojados o rayados.
-Libros con polillas o ácaros.
-Libros con páginas faltantes o mutiladas.
-Libros de carácter obsceno o pornográfico.

La elección es suya. Ahora debe clasificar sus textos y libros para poder llevarlos al lugar indicado. Recuerde que todavía hay la oportunidad de dar un buen uso a aquel material de lectura o investigación que para usted ya no es importante. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: