Entrevista / César Piechestein / vocero de la arquidiócesis de Guayaquil

La visita del Papa se financiaría con ofrendas de empresarios católicos

- 25 de enero de 2015 - 00:00

Entrevista / César Piechestein / vocero de la arquidiócesis de Guayaquil

Mientras se realizan los preparativos para la llegada de Francisco a Ecuador y se examinan los recursos que se podrían utilizar, el vocero de la Arquidiócesis de Guayaquil, padre César Piechestein, sostiene que el mensaje del papa sobre la iglesia no ha cambiado, sino que es acogido de otra forma. Aunque haya grupos no religiosos, la iglesia acoge a quienes quieren escuchar.

¿Cómo se prepara la Iglesia católica ante la potencial llegada del papa Francisco al país?

Es difícil poder preparar algo cuando todavía no se sabe el itinerario del Papa. Él tendría que decir las ciudades que visitará y con cuales grupos se encontrará, teniendo esos datos se puede concretar porque ya se sabrían las sedes. Me imagino que lo primero que se hará es una comisión organizadora de la visita. Todo esto es siempre responsabilidad de la Conferencia Episcopal, que tiene la sede en Quio.

¿Con qué recursos cuentan para esta visita?

Entiendo que lo harán como se hace usualmente en los países que visita el Papa. Los recursos humanos los pone la iglesia, es decir congregaciones religiosas, sacerdotes, instituciones educativas y los recursos materiales usualmente salen de empresarios católicos que auspician de forma no publicitaria el evento. Ellos donan dinero y así se financian ciertas cosas, como logística en los lugares que se desarrollan misas campales.

¿Cuál sería el objetivo que persigue el Papa al hacer su visita en países como Ecuador?

El mismo objetivo que puede tener para una ciudad que el presidente la visite, mucho más para una institución que tiene 1.200 millones de miembros y tiene sedes en el mundo. Para nosotros, el Papa es el vicario de Cristo y que venga a visitarnos es emocionante y al mismo tiempo un honor; es un evento que no se vive seguido. De hecho la última vez fue hace 30 años.-

Exactamente hace 3 décadas fue la primera vez que vino un papa al país: Juan Pablo II. Sin embargo el número de personas no religiosas ha aumentado ¿Cuál es el panorama observado ante esto?

Según tengo entendido el número de ateos es bajo o sea que no ha aumentado.

Según una encuesta del Pew Research Center, el número de no afiliados a una religión es del 8% en Latinoamérica.

Estarán ubicados, la mayoría, en Uruguay, porque aquí no, aquí la mayoría es católica y no católica, pero de diferentes grupos creyentes. Aquí en Ecuador no se da el tema de la plaga del ateísmo y del iluminismo y de esa gente que piensa que es más culta porque niega a Dios.

¿No representa preocupación de la iglesia llegar a ese grupo?

Ninguna, porque son personas refractarias a cualquier mensaje y es una minoría que no está dispuesta a escuchar. La visita del Papa siempre va dirigida a personas de buena voluntad, es decir, que están dispuestas a escuchar y que respetan.

¿El mensaje renovado que divulga el papa Francisco podría causar un efecto positivo a la iglesia?

Para nosotros lo más importante es que la forma que tiene de comunicar el Papa es más entendible porque somos latinoamericanos, pero una cosa es que la iglesia esté abierta y acoja como lo ha hecho siempre y otra  es que el mensaje de la iglesia haya cambiado. El mensaje sigue siendo exactamente el mismo. Está dirigido a hombres de buena voluntad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo