La extracción de muestras irá hasta 28 de marzo

Japón reiniciará sus estudios sobre ballenas en el Antártico

- 08 de enero de 2015 - 00:00
Los japoneses prevén capturar 333 ejemplares de la especie rorcual este año, según el objetivo presentado a la Comisión Ballenera Internacional. Foto: Tomada de Internet

La extracción de muestras irá hasta 28 de marzo

Tokio.-

Balleneros japoneses van a efectuar a partir de hoy investigaciones sobre las ballenas en el Antártico, pero sin cazarlas, anunció la agencia de pesca del país asiático.

Esos estudios de observación y de extracción de muestras de piel, en principio no letales, a cargo del Instituto de investigación sobre los cetáceos, se llevarán a cabo hasta el 28 de marzo, indicó la fuente.

Los barcos zarparán del puerto de Shimonoseki (sudoeste), precisó la agencia en un breve comunicado. “Los arpones fueron retirados de los navíos en la medida en que las investigaciones no implican la captura de ballenas”, agregó.

Japón renunció a la caza de ballenas en el Antártico durante la temporada pasada, tras una sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que consideró que el programa de captura que realizaba anualmente en estas aguas no era legal porque no se ajustaba a los ‘fines científicos’ exigidos por la legislación internacional para poder llevar a cabo este tipo de prácticas.

Las organizaciones ecologistas temen sin embargo que Japón ignore la decisión de la CIJ y retome la caza de ballenas en la temporada 2015-2016. La advertencia la hizo en noviembre pasado el grupo ecologista Greenpeace. “Es bien conocido en Japón y en el resto del mundo que el objetivo principal de la caza nipona de cetáceos no es la investigación científica, sino un respaldo público a la industria ballenera”, escribió.

Japón presentó a la Comisión Ballenera Internacional (CBI) y su comisión científica un objetivo anual de captura de 333 pequeños rorcuales, en vez de los 900 incluidos en el programa censurado por la CIJ.

Según las autoridades japonesas, ese nivel de captura es necesario para poder definir la edad de la población ballenera y, por ende, el nivel de pesca que no ponga en peligro a la especie. En la temporada 2013 y 2014 se capturó 251 pequeños rorcuales en el Antártico y 103 el año precedente.

Al mismo tiempo, Japón continúa cazando ballenas en ‘nombre de la ciencia’ en el Pacífico noroeste, donde capturó 132 cetáceos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: