El país fortalecerá la formación técnica dual

- 05 de diciembre de 2019 - 00:00
El sector público, privado y la academia acordaron impulsar el aprendizaje técnico para generar mayor empleabilidad de los jóvenes estudiantes.
Foto: William Orellana / et

Jaime Andrade estudia el segundo año de bachillerato técnico en la Unidad Educativa Luis A. Martínez de la ciudad de Ambato.

Su especialidad es la producción agropecuaria. Conoce de técnicas ecológicas para la obtención de recursos naturales y le gusta la producción ganadera, aunque cree que la formación técnica no es valorada en el país.

“Es triste que siendo un país agrícola no demos valor a la tierra”.

Precisamente para dejar de considerar a la educación técnica como de segunda categoría, el régimen actual apuesta a una formación dual que combine los conocimientos teóricos con la práctica y a la vez genere experiencia profesional.

Países como Alemania, Suiza y Austria son ejemplos de que la formación técnica funciona. La tecnología del primero se aplica en Ecuador a través de la corporación Formados (que lleva más de seis años de labores en este ámbito).

Su director, Andrés Robalino, contó que trabajan directamente con las empresas para conocer sus necesidades y sobre la base de ello moldean a los jóvenes.

“Así garantizamos que la empleabilidad de quienes se forman con nosotros llegue al 95%”.

La corporación se ha convertido en el punto de partida que aglutina tanto al sector público como al privado.

Al momento trabajan con más de 150 empresas en una nueva línea de producción y han cambiado la vida de 800 personas a través de su formación.

Además, afirmó que Ecuador es el único país de la región en el que la formación dual ha sido exitosa con la lógica alemana.

“Los formamos en 30 meses y en ese tiempo ellos adquieren experiencia, que es el requisito que piden las empresas para contratar a gente joven”.

Cecilia Viteri, coordinadora del Contrato social por la educación, reconoció que en la actualidad los jóvenes bachilleres necesitan incorporarse con mayor rapidez al campo económico. Por ello recalcó que la formación dual es el mejor mecanismo para lograrlo y es necesario revalorizarla.

“Hoy los chicos perciben a esta alternativa como lo último que tienen y no ven que es importante la formación técnica para potenciar otros campos”.

Viteri mencionó que para lograr esto es necesario articular la propuesta pedagógica con la productiva y lo artístico.

La ministra de Educación, Monserrat Creamer, reconoció que una de las dificultades para potenciar la formación técnica ha sido la discontinuidad de la política pública y la desarticulación de su implementación.

“Lo que buscamos hoy es marcar las bases de una ruta que sea irreversible, para que el país pueda dar pasos en firme más allá de cualquier coyuntura política o económica”.

El secretario de la Senescyt, Agustín Albán, recalcó que con la reforma a la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) la formación técnica es parte de la educación de tercer nivel y es una alternativa positiva para los jóvenes que no acceden a las universidades.

Dijo que en la actualidad las carreras no contemplan los trabajos que habrá en el futuro, por lo que es necesario crear una oferta pertinente.

Feria promueve figuras técnicas

Estudiantes de diez unidades educativas, que cursan el Bachillerato Técnico (BT), participaron en la primera feria intercolegial organizada por el Distrito 7 del Ministerio de Educación.

En la actividad se difundieron las diferentes figuras técnicas que se ofertan en los planteles de la Zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón). En la actualidad, los alumnos reciben 22 perfiles entre ellos agropecuario, diseño gráfico, servicios hoteleros, informática y contabilidad.

Por ello los estudiantes expusieron temas relacionados con los conocimientos que han recibido con esta modalidad de estudios.

Elisa Galarza, de 16 años, cursa el tercer año en el colegio Alfredo Vera Vera. Ella explicó las técnicas de diseño gráfico que aprendió: serigrafía, ublimación y aerografía. Hizo una demostración de sus habilidades con el diseño sobre una camiseta.

Para la alumna es importante desarrollar habilidades que puedan luego llevarse al mundo real, una empresa o para emprender un negocio propio. Elisa ha logrado un par de proyectos para crear o renovar logos.

Asimismo, Carolina Cucalón, estudiante de la unidad Ileana Espinel, en estos tres años de formación técnica aprendió a diseñar páginas web, juegos en línea y carritos con material reciclado.

Este año junto con sus compañeros de curso crearon una página online de música cristiana en la que interactúan con personas interesadas, también para vender artículos. Ella expuso la malla curricular que oferta la institución. “Aquí vemos materias como ofimática, sistema en redes, programación y todo lo relacionado con la informática”.

Para promover la oferta técnica desde el próximo año los estudiantes podrán pedir, con el consentimiento de sus padres, el traslado a otra unidad fiscal que cuente con la figura técnica por la que se inclinaron en la prueba vocacional y profesional. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: