Expertos advierten posibles efectos nocivos en Ecuador a causa de la mala alimentación

La falta de educación nutricional es una de las causas que, según indican, derivan en problemas de salud graves. El 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación.
16 de octubre 15:28

La mala alimentación es la responsable de millones de muertes al año. Más de dos tercios de los decesos de los decesos por enfermedades cardíacas en todo el mundo podrían prevenirse con dietas más saludables, según un estudio publicado en el "European Heart Journal-Quality of Care and Clinical Outcomes", revista de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC), coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación.

Esta fecha se la conmemora desde 1979 y fue promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo, propósito que también busca la Agenda 2030 con su meta de hambre cero.

Este 2020, se hace un llamamiento mundial a la solidaridad para conseguir que los alimentos saludables lleguen a todos los rincones del planeta, especialmente a los lugares más desfavorecidos y que han resultado más dañados por la crisis del Covid-19.

También se quiere hacer un homenaje a los #HéroesdelaAlimentación de todo el mundo que plantan, cultivan, pescan o transportan los alimentos. Por ello, el lema de 2020 es "Cultivar, nutrir, preservar. Juntos".

Según los datos de la misma FAO, se estima que en el mundo 672 millonesde adultos y 124 millones de menores son obesos y 40 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso.

Julio Berdegué, subdirector general de la FAO y representante regional para América Latina y el Caribe, indica que este año el Día Mundial de la Alimentación coincide con la fundación de la FAO que año celebra 75 años.

"La FAO se crea como respuesta de la comunidad internacional al término de la Segunda Guerra Mundial para enfrentar los problemas del hambre, 75 años después, por una gran pandemia, enfrentamos una situación de crisis y de seguridad alimentaria", menciona.

La alimentación -explica- es una causa muy importante de esta epidemia de sobrepeso y obesidad. En América Latina mata a muchas más personas la obesidad que el crimen, el delito y la delincuencia. ¿A qué se debe? A cambios en los sistemas alimentarios que han conducido a que hoy día estemos comiendo mal: comidas poco nutritivas, poco saludables, muy altas en grasas, muy altas en sodio, muy altas en calorías y en azúcares agregados.

"Son alimentos altamente procesados, muy baratos y muy fáciles de consumir, pero que no son nutritivos. Y, paradojalmente, como dice el informe, resulta que en América Latina y El Caribe es la región del planeta dónde es más caro alimentarse saludablemente".

Situación en Ecuador

En Ecuador, 6 de cada 10 adultos mayores sufren de sobrepeso y han incrementado rápidamente la cantidad de personas riesgo de sufrir enfermedades como diabetes, hipertensión y otras afecciones al corazón.

Así lo advierten especialistas de la red de Doctorisy, en el marco de la conmemoración del Día Latinoamericano contra la Obesidad, que se efectuó el 11 de octubre y el Día de Mundial de la Alimentación, este viernes 16 de octubre.

Los profesionales señalan que esto se debe a la mala alimentación en los ecuatorianos y sus factores de riesgo frente a enfermedades graves y el covid-19.

“La población desconoce que los hábitos alimenticios incorrectos son el inicio de consecuencias fatales ya que pueden desencadenar enfermedades graves; mientras que por el contrario, al mantener un estilo de vida sano previene patologías complejas, ya que el organismo cuenta con nutrientes y vitaminas necesarias”, menciona Paola Jaramillo, nutricionista miembro de la referida red.

Como causas de la mala alimentación señala factores como:  la falta de educación nutricional en cuanto a conocer las propiedades y nutrientes de los alimentos, la composición de las comidas diarias, costumbres y hábitos heredados y aprehendidos en la familia y su entorno, limitación de recursos económicos y accesibilidad de alimentos, y estrés.

Hábitos alimenticios

Como consecuencias de la mala alimentación se enumeran aspectos como la obesidad o sobrepeso, el cansancio continuo y menor rendimiento laboral u escolar, el envejecimiento cerebral y celular, la hipertensión y enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer, depresión y enfermedades de salud mental, insomnio, problemas digestivos y desequilibrio del sistema inmune.

“Nunca es tarde para modificar hábitos y mantener una dieta equilibrada con actividad física de al menos 30 minutos al día. Es recomendable consultar regularmente a especialistas en nutrición para una correcta planificación alimenticia que incluya el consumo de verduras y frutas, eliminando el exceso de sal, azúcar y comida chatarra”, recomendó.

En tanto que Bruno Sánchez, especialista en nutrición, señala que los alimentos que pueden afectar el organismo como tal son aquellos productos procesados como embutidos, enlatados, curados, café instantáneo, azúcar de mesa, jarabes azucarados, harinas refinadas de todo tipo de panes, tortillas, empaquetados, grissinis, pretzels y demás.

Menciona que se debe tener en cuenta las frutas o vegetales que vienen en conservas o en empaques plastificados listos para el uso, el freír alimentos con excesivo uso de sal de mesa es perjudicial para el organismo, debido a su carga de componentes químicos e ingredientes que puedan desarrollar afectaciones al colon, hígado, riñón, huesos e incluso se puede llegar a desarrollar cáncer.

En cuanto a los hábitos alimenticios indica que para controlar la alimentación y poder hacerla sostenible en el tiempo, lo primero que se debe hacer es analizar el estilo de vida que se está llevando y adaptar la alimentación según el ritmo de vida de cada persona.

Debido al confinamiento y limitaciones en la nueva normalidad, es fundamental que la ciudadanía conozca y opten por usar plataformas de telemedicina

El ministro de Agricultura, Xavier Lazo, destaca que hay que recordar la importancia de consumir alimentos sanos y cosechados "por las manos de nuestros agricultores, quienes cada día dan su mayor esfuerzo para cumplir con la noble labor de alimentarno".

Mientras que la parlamentaria andina, Patricia Terán, añade que en Ecuador 1 de cada 4 niños menores de 5 años sufren desnutrición crónica y 6 de cada 10 adultos tienen obesidad. "Las políticas públicas deben ir de la mano con nuestras acciones, debemos fortalecer la agricultura, la base para evitar el hambre". (I)