Estudiantes feministas llaman a tomarse todas las universidades de Chile

- 28 de mayo de 2018 - 14:54
Foto: AFP

Las estudiantes movilizadas en Chile en pos de una educación no sexista llamaron este lunes 28 de mayo a ocupar las casas centrales de todas las universidades del país y convocaron a una nueva marcha nacional para el próximo 6 de junio.

Según las dirigentes de las agrupaciones, si bien algunos cambios legislativos anunciados por el presidente Sebastián Piñera "son necesarios y simbólicos, no son suficientes, ni responden a la demanda principal del movimiento estudiantil feminista: la educación no sexista".

Tras solicitar en la Intendencia (gobernación) de Santiago la autorización para efectuar la nueva marcha, las dirigentes llamaron asimismo a radicalizar las protestas que desde hace varias semanas se desarrollan en Chile.

Al menos dieciocho facultades, escuelas y otros establecimientos universitarios permanecen ocupados por estudiantes feministas, que reclaman el fin de la violencia machista y el acoso sexual y construir una educación no sexista en el país.

El pasado viernes, la agitación subió de volumen cuando un centenar de alumnas ocuparon la Casa Central de la Universidad Católica, aunque este lunes depusieron la medida y abandonaron el edificio, en el marco de un acuerdo que fue negociado con el rector, Ignacio Sánchez, y aprobado por la mayoría del estudiantado.

Las estudiantes, que en algunas sedes ocupadas no admiten la entrada a alumnos varones, exigen además la salida de dos ministros a los que acusan de conductas y opiniones machistas; de Salud, Emilio Santelices y de Educación, Gerardo Varela.

También de José Tomás Henríquez, jefe de la División Jurídica del Ministerio de Educación, que pertenece a un movimiento que se opone a las reformas que favorecen a las minorías sexuales y del secretario regional de Educación del Biobío, Fernando Peña.

"El Gobierno no se ha pronunciado respecto a estos despidos, por lo tanto, nosotras no reaccionamos con respecto al diálogo. De igual manera, ellos no nos han invitado a conversar en ningún momento", afirmó a los periodistas Amanda Mitrovich, portavoz de la Coordinadora Feminista Universitaria (CFU).

Respeto de algunas manifestaciones de rechazo a la ocupación de la Casa Central de la Universidad Católica, Mitrovich llamó "a concentrarnos en lo realmente importante".

"Hoy tenemos movilizado a todo el país con las demandas feministas, y en la UC hay un porcentaje que está en contra de la toma, pero el porcentaje más importante está apoyándola", remarcó, aunque más tarde se informó del fin de la ocupación.

"Hemos llegado a un acuerdo y el movimiento feminista ha hecho abandono de la casa central", dijo a los periodistas el rector Sánchez.

"Las dependencias no tienen ningún daño, han sido bien cuidadas. Tengo que reconocer y agradecer el trabajo", añadió y precisó que los acuerdos alcanzados "son completar nuestros protocolos de acoso y los procedimeintos para evitar acosos y abusos".

"El hecho de darse la mano y decir que sigamos trabajando juntos es un signo de que se puede avanzar con las demandas del movimiento feminista", concluyó.

"La toma no se baja porque bajamos los brazos, vamos a seguir tomándonos los espacios porque la comunidad ya dijo fin a la objeción de conciencia (en la ley de despenalización del aborto) y fin a la violencia de género", dijo Daniela Pinto, dirigente de la protesta.

"Estamos con las movilizaciones del 1 y 6 de junio, ahora es cuando y no nos detendremos hasta tener victorias concretas para la UC y para Chile", remachó.

De concretarse, la del 6 de junio será la segunda marcha nacional por esta causa, tras una manifestación realizada el pasado 17 de mayo en Santiago y varias ciudades de provincia.

La marcha será precedida de otra convocada en Valparaíso para este viernes, 1 de junio, coincidiendo con la cuenta pública de su gestión que debe presentar ante el país el presidente Sebastián Piñera.

Esta manifestación cuenta con la adhesión de organizaciones sindicales, partidos de oposición y diversos movimientos sociales.

Las dirigentes estudiantiles destacaron también algunas demandas que fueron acogidas por las autoridades, como la regularización de pagos a trabajadores subcontratados, y una revisión de casos de abusos que han sido desestimados en los últimos años.

Además, el estudiantado transgénero podrá llevar su nombre social junto con la habilitación de baños neutros e inclusivos en todos los campus. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: