El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.14/May/2021

Política

Tendencias
Historias relacionadas

Estudiantes estafados en las redes sociales, herramientas de ayuda y al mismo tiempo anzuelo fácil

La publicidad para hacer deberes y trabajos de universidades es sospechosa. No caigan en la trampa.
25 de enero de 2021 00:00

El internet es hoy una herramienta de ayuda y a la vez es un anzuelo fácil para adolescentes y jóvenes estudiantes. En Facebook, se puede observar anuncios de instituciones aparentemente serias en sus servicios, por sus ofertas de cursos virtuales, como acceso a la educación superior, elaboración de tareas de matemáticas, física, dibujo, entre otras.

Las prácticas fraudulentas en el internet sin control y sanción, dan riendas sueltas a sutiles anuncios que sirven de enganche; es así, Andrés nombre protegido, cayó en un llamativo anuncio en Facebook, “te asesoramos para el examen de ingreso a la universidad”. El perjudicado, se comunicó por whatsapp con el fin de conocer sus costos y las clases a recibir.

El afectado, le llamó la atención el precio del curso, al comparar con otros centros de capacitación, le resultó accesible, al no contar con recursos económicos suficientes. Menciona Andrés, “que la duración del curso fue de tres semanas y tan solo dos días tuvo clases”. De ahí en adelante no ha recibido noticias de la “institución” e incluso “ya no aparece la publicidad en internet”, enfatiza el estafado.

Otro caso similar ocurrió con Lorena, una estudiante de tercer semestre de la carrera de mecánica industrial, con la diferencia que la afectada estaba en un grupo de Facebook de estudiantes universitarios. Pues a diario recibían anuncios, sobre la realización de las tareas, Lorena comenta que se puso en contacto con el “tutor”, donde pactaron el precio.

Lo que la afectada menciona, que el “profesor” le solicitó realizar un depósito de 20 dólares por tarea y al trascurso de tres días, le enviaría resuelto los ejercicios de matemáticas. Hecho que no ocurrió y más bien el “estafador prometió la devolución del dinero”, según comenta la víctima.

En conclusión, la llamativa publicidad por redes sociales de sitios web, sobre promoción de cursos y hacer trabajos en línea, levantan sospechas de estafa, por anticipo de dinero, gratuidad de servicios o felicitaciones falsas.