Un millón de especies están en peligro de extinción

- 07 de mayo de 2019 - 00:00

150 expertos de la ONU alertan sobre el impacto devastador de la actividad humana en la naturaleza. En un informe señalan que un millón de variedades de animales y vegetales están en peligro de extinción; que los suelos están degradados y el agua y el aire contaminados. Para revertir la tendencia se requiere de un cambio transformador.

Ecosistemas devastados por el avance de las ciudades. Agua y aire contaminados por las actividades extractivas llevan al peligro de extinción a un millón de especies animales y vegetales.

Esa fue la conclusión a la que llegó la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (Ipbes, por sus siglas en inglés) tras una reunión en París en la que presentaron los resultados de un estudio de 1.800 páginas.

Estos expertos de la ONU alertaron que la destrucción de la vida silvestre y el daño a la naturaleza no solo afecta a las especies, sino que es una amenaza crítica para el bienestar humano, ya que el problema afecta a la polinización que a su vez determina la producción de alimentos.

Fueron 150 expertos líderes de 50 países que durante tres años analizaron miles de pruebas científicas e información intergubernamental.

“La destrucción de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas alcanzan niveles que amenazan nuestro bienestar, al menos debido al cambio climático inducido por el hombre”, dijo a la revista Mirror Robert Watson, presidente de la plataforma.

El estudio de la ONU señala que estas tendencias se pueden detener, pero se requerirá un “cambio transformador” en cada aspecto de cómo los humanos interactúan con la naturaleza.

Un nuevo acuerdo
El estudio se utilizará como base para las negociaciones sobre nuevos objetivos y así  enfrentar las pérdidas de vida silvestre a partir de 2020, en función de crear un nuevo “acuerdo global para la naturaleza y las personas”, similar al Acuerdo de París.

Según el informe, “hoy en día el 75% del medio ambiente terrestre, el 40% del medio ambiente marino y 50% de los cursos de agua presentan signos importantes de degradación”. 

Más del 40% de las tierras son ahora agrícolas y urbanas, y solo el 13% de los océanos y 23% de las tierras están clasificados como “vírgenes”, en lugares muy aislados o improductivos.

“Más de un tercio de las tierras y tres cuartas partes de los recursos de agua son utilizados para la producción agrícola y ganadera”, de acuerdo con el texto. Un hecho que deja sin hábitats a muchas especies.

Cerca del 60% de la población mundial vive en ciudades y por ello las zonas urbanizadas se duplicaron desde 1992, ocupando principalmente sabanas y llanuras.

Aunque la contaminación del mar resulta difícil de evaluar se concluyó que el nivel de presencia de fertilizantes se incrementó.

Más de 80% de las aguas servidas del planeta son vertidas en el medio ambiente sin tratamiento y al mismo tiempo de “300 a 400 millones de toneladas de metales pesados, aguas residuales tóxicas y otros desechos son arrojados por año al agua”, según el documento.

Los océanos también soportan otro flagelo: cada año se vierten millones de toneladas de plástico en sus aguas.

A este se suma otro estudio de la ONU que indica que el calentamiento global ya llegó a 1,1 grados y la temperatura global aumenta alrededor de 0,2 grados cada década.

Esto aumenta el riesgo de extinción de algunas especies provocada por el clima. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo