Ecuador, 22 de Julio de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

En 5 años se retiró a unos 2.014 menores que trabajaban en basurales

En 5 años se retiró a unos 2.014 menores que trabajaban en basurales
18 de mayo de 2012 - 00:00

Más de 1.110 millones de dólares obtendría el Ecuador como beneficio por erradicar el trabajo infantil, ya que un niño inmerso en la vida laboral informal termina por presentar, por ejemplo, cuadros graves de salud y, al carecer de formación académica o profesional sostenida, no logra aportar al Estado en su adultez. 

Una proyección presentada en el libro “El trabajo infantil en Ecuador” señala que en los próximos 20 años -empezando desde 2010- los beneficios pueden ser significativos, si se fija como meta alcanzar la cobertura universal de educación básica y el 75% de matrícula en bachillerato hasta  2015.

La publicación detalla que el Ecuador experimentó una importante reducción de la incidencia del trabajo infantil. Entre 2004 y 2009, por ejemplo, se reduce del 16% al 10%. Esto ha sido posible gracias a algunas intervenciones, como la del Programa de Erradicación del Trabajo Infantil, a cargo del Ministerio de Relaciones Laborales, que invirtió 732.451 dólares.

Con este plan se logró retirar de los basurales a 2.014 niños y adolescentes y se ejecutaron 3.000 inspecciones a las empresas para control del empleo de niños y su regulación.

El texto, presentado el pasado miércoles en Quito, fue analizado por varios expertos del área social. Juan Ponce, subdirector académico de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) y coautor del libro, habló de otros beneficios si se consigue erradicar el trabajo infantil: “En educación, por ejemplo, los niños que se insertan en el sistema escolar tienen más posibilidades de participar en la vida democrática y cultural del país”.

18-5-12-sociedad-nina-vendedoraSegún la publicación, por cada año adicional de escolaridad, los ingresos laborales se incrementan en un 11%. El entorno educativo también incluiría una cultura de salud. Las madres mejor educadas tienen menores tasas de fecundidad, hay hijos e hijas mejor alimentados.

Dentro del área de la salud, se eliminarían las peores formas del trabajo infantil. Tamara Merizalde, quien asistió en representación de Doris Soliz -titular del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES)-, indicó que existen 43 formas de trabajo que someten a los menores de edad a condiciones infrahumanas.

Fander Falconí, titular de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) y coautor del libro, recordó que la reducción de la explotación laboral en niños se ejecuta en cumplimiento del  Plan Nacional de Desarrollo y Plan del Buen Vivir, el cual formula varias estrategias, entre las cuales se encuentra identificar los riesgos puntuales de las principales actividades y empresas que demandan mano de obra infantil. También busca establecer un mapa de riesgo para controlar a los empleadores.

Ana María Larrea, subsecretaria de Senplades, se refirió a este punto. Recordó que en las provincias de Manabí y  Guayas se registra la tercera parte del total de niños trabajadores. Esto se debe a que son sectores donde predominan las bananeras y los espacios agrícolas.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media