Crece la cifra de jóvenes con cáncer en Ecuador

- 11 de mayo de 2018 - 00:00
Foto: William Orellana / EL TELÉGRAFO

Entre 2013 y 2017 Solca trató 4.292 casos. Para los expertos, el aumento de la patología se debe al crecimiento demográfico y también a agresivos agentes infecciosos como el virus del papiloma, el helicobacter pilory, entre otros.

Sandra Chiruguayo tenía 25 años cuando le fue diagnosticado cáncer de estómago. La detección temprana le permitió salvar su vida, sometiéndose a sesiones de quimioterapia y radioterapia en el hospital de Solca, en Guayaquil.

Any, en cambio, a los 22 años empezó su lucha contra la enfermedad, pero en sus mamas, que es el más frecuente en el país. Para salvar su vida se sometió a una mastectomía (extirpación de la glándula mamaria).

En la actualidad se realiza controles mensuales con mamografías, “ahora valoro cada minuto que tengo y lo vivo de la mejor manera”.

En 2017 el hospital Luis Vernaza atendió a una menor de 15 años con cáncer de ovario. Pese a los esfuerzos médicos falleció meses después.

El ginecólogo y oncólogo Francisco Plaza explica que, aunque la afección en ovarios tiene menor incidencia, es la más letal y silenciosa. “Por ejemplo de 10 cánceres de cuello uterino que diagnostico, nueve se salvan. En cambio con el de ovario de cinco confirmados, una sobrevive”. Esta semana se conmemora la lucha contra esta patología.

Según Plaza cada día hay nuevos casos de personas que enfrentan el cáncer, la cual es  la segunda causa de muerte en Ecuador, por debajo de las enfermedades cardiovasculares. Un informe de Globocan reveló que en 2012 Ecuador registró 23.360 nuevos casos.

La razón del aumento -agrega Plaza- es la explosión demográfica que se dio desde los años sesenta y trajo cambios en los estilos de vida. “Al incrementarse la población también crece la incidencia. La gente pasó de tener una vida apacible al estrés”. Ecuador hasta 1950 tenía 2’000.000 de habitantes frente a los 18’000.000 que hoy existen.

Con eso concuerda Rina Quinto, galena del área de Registro de Tumores del hospital de Solca de Guayaquil.

Explica que el país está pasando por una transición epidemiológica. “Hasta hace muchos años había más población de niños que de jóvenes y adultos mayores. Desde 2012 se ve que el primer grupo etario decrece y las personas de 50 y 60 años se están sosteniendo”.

En 2013 el nosocomio trató 3.534 casos, mientras que en 2017 atendió a 4.292 pacientes. El 4% de ellos pertenece a la población menor de 15 años. 

Entre las mujeres el cáncer  de mayor incidencia es el de mama, después el de cuello uterino, glándula tiroides y piel. En hombres es el de próstata, linfomas, piel y estómago.

El jefe de la unidad de Oncología del hospital Teodoro Maldonado, Luis Alberto Unda,  recalca que otros factores son la contaminación ambiental, el tabaco, licor, grasas, comida industrializada y en mujeres el uso de anticonceptivos sin control.

Él asegura que cada año existe un incremento de consultas del 20%.  En 2016 el nosocomio  tuvo en el primer trimestre 8.500 pacientes. Mientras que en 2018 van 10.338.

Unda afirma que a pesar de que hoy hay biopsias menos invasivas, las metodologías de diagnóstico y la tasa de sobrevivencia mejoraron, en el país no existe una cultura de prevención.

El galeno además alerta sobre el déficit de oncólogos. En Guayaquil solo hay 30 expertos. Para tener una población óptima y bien atendida se requiere de mínimo 200 especialistas en Guayas.

Wilson Tixi, oncólogo del  Hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil, coincide en que en ningún sanatorio hay médicos suficientes. Para el experto el aumento de casos se lo atribuye “a la falta de campañas. Estamos diagnosticando en etapas tardías”.

En 2017 se atendieron más de 1.200 afectados con la enfermedad. En 2016 hubo 1.050 pacientes. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: