El proyecto cuenta con una inversión de $ 22 millones

“El asunto económico me impidió hacer una maestría antes”

- 15 de julio de 2014 - 00:00
Las docentes del Colegio Nacional Amazonas de Quito son parte de este proyecto piloto con España. Foto: Santiago Aguirre / El Telégrafo

El proyecto cuenta con una inversión de $ 22 millones

Desde el primer instante que vio publicada la oferta académica para optar por una maestría virtual dirigida a docentes y pagada totalmente por el Ministerio de Educación, el profesor Carlos Iza se sintió atraído. Mucho más cuando observó que él reunía todos los requisitos.

Entonces no dudó y se inscribió. Comenzaron correos de consultas y finalmente llegó la confirmación de aceptación en la maestría que es dictada desde ayer por docentes de universidades españolas. “El asunto económico me impidió hacer una maestría antes y la de hoy me parece atractiva porque España tiene cosas interesantes en el aspecto educativo”, confesó el profesor Iza, del colegio Nacional Amazonas de Quito.

Desde ayer 2.400 docentes de bachillerato del magisterio fiscal ecuatoriano son parte de estas becas de estudio en el área de educación que finalizarán en septiembre del próximo año. Según el Ministerio de Educación, se priorizó este grupo porque en ese nivel se evidenció la mayor falencia estudiantil. De acuerdo al informe del Instituto Nacional de Evaluación (Ineval), el 31% de los alumnos que cursan el último año de secundaria no dominan los números.

Sandra Aldás es profesora de Matemática y buscó una maestría en su especialidad, pero no encontró una que sea a nivel de enseñanza secundaria. “Siempre me interesó mejorar mi preparación académica, pero no encontré la apropiada. Ahora, con esta beca estoy muy expectante de que curse un cuarto nivel y sea acorde a las necesidades”, afirmó Sandra.

La modalidad

Durante 2 semanas en Quito como en Cuenca, los docentes seleccionados recibirán clases presenciales con los especialistas ibéricos en materias como: iniciación educativa, matemática, física, historia, geografía, lengua, etc. Posteriormente la enseñanza será virtual con tutelajes y trabajos. En marzo de 2015 habrá una segunda jornada ya de forma presencial.

Como en toda maestría, los estudiantes deben elaborar un trabajo final de tesis para titularse.

Para la docente Fabiola Iza, esta maestría significa la oportunidad de dejar la categoría G del Magisterio ecuatoriano (alrededor de 850 dólares) y con ello incrementar su ingreso económico.

Según Javier Sevillano, coordinador del proyecto en la Universidad Complutense de Madrid, su institución tiene amplio recorrido. “Tuvimos experiencias puntuales en países como Costa Rica, Brasil, México y Chile.

A Ecuador también venimos, pero a dar algunos seminarios. Esta será nuestra primera oportunidad con un volumen de alumnos tan grande y esperamos aportar todo nuestro conocimiento y experiencia, que es mucha en el ámbito de la educación y la formación de profesores”, aseveró.

DATOS

Cuatro universidades son las encargadas de suministrar el programa piloto: La Nacional de Educación a Distancia; Autónoma, y Complutense de Madrid, y la de Barcelona.

Las universidades: Complutense de Madrid y la Nacional de Educación a distancia son las que más cupos ofertaron para esta maestría. Cada una lo hizo con 960.

Quito y Cuenca son las 2 únicas ciudades en el país donde se dictarán las clases presenciales. Desde ayer y por 15 días serán en la capital y las 2 semanas siguientes  se cumplirá en el Austro.

Con el título de maestría, los docentes a más de tener la posibilidad de mejorar en el escalafón del Magisterio nacional, pueden postularse (si cumplen el resto de requisitos) para cargos directivos en la institución educativa en la que se encuentran.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP