Distintos objetivos motivaron las marchas

- 29 de junio de 2019 - 18:21
Los colores del arcoíris pintaron por la tarde las calles del norte de Quito en la marcha de las personas GLBTI que piden respeto e igualdad de derechos. En la gráfica derecha, cerca de cinco mil personas caminaron desde la Plaza de Santo Domingo hasta la Corte Constitucional en Quito en contra del matrimonio igualitario.
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Un desfile multicolor, en el que las pancartas con frases alusivas a la igualdad no faltaron, se vivió este sábado por la tarde en Quito y Guayaquil.

Cintillos, manillas, camisetas y gorros con los distintivos del arcoíris se posaron en los adornos que jóvenes y adultos lucieron durante todo el recorrido.

La música contagió a los transeúntes y conductores que circularon por el norte de la capital y que apoyaron el respeto a los derechos humanos que motivó la marcha de la comunidad GLBTI.

Frases como “Algunos heteros aman tanto la familia que tienen 2”, “Dios protégeme del odio de los cristianos” o “Si hay amor, hay familia” motivaron la reflexión de quienes por curiosidad se acercaron a la marcha.

Gonzalo Velasco, quien  tiene una relación homosexual por más de 30 años, recordó que las personas GLBTI merecen respeto y mencionó que la aprobación del matrimonio igualitario es solo el reconocimiento de un derecho.

“No somos ciudadanos de segunda categoría y lo único que pedimos es igualdad en los derechos porque lo que nos une es el amor”.

En el desfile hubo también grupos feministas que recordaron la lucha por frenar la violencia de género que aún provoca muertes a diario en el país.

Contra el matrimonio
En la mañana, en cambio, comunidades evangélicas y católicas marcharon en contra del matrimonio igualitario aprobado el 12 de junio por la Corte Constitucional (CC).

Miles de personas vistieron camisetas blancas y portaron pancartas con frases como “Respeto a la familia”, “Familia, núcleo de la sociedad” y “Hombre y mujer, diseño original”.

Martín Schldchtbauer, sacerdote católico, dijo que no está en contra de la homosexualidad, pero “el matrimonio civil es entre hombre y mujer dado por la naturaleza. El derecho no puede ir por encima de la biología”.

A criterio de Miriam Pazmiño, de la Federación de las Mujeres de la Vida y la Familia, la decisión de la CC irrespeta la voluntad de la mayoría de ecuatorianos.

Fernando Lay, de Vida y Familia, considera que este tema es ciudadano pues dice que Ecuador vive una colonización ideológica del exterior.

“La preferencia sexual de unos pocos no es base para establecer leyes nacionales”.

Esta movilización terminó en el parque El Arbolito con música cristiana. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo