El consumo de insectos sin control amenaza la biodiversidad

- 06 de octubre de 2019 - 00:00
Personas visitan la muestra “El arte de comer insectos” en el museo del Anguio Colegio de San Ildefonso, en Ciudad de México (México).
EFE

México es el país con mayor número de insectos comestibles con más de 500 especies, que podrían estar en riesgo sin un consumo responsable, dijo Carlos Enrique Galindo Leal, director de Comunicación Científica de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio).

“El 75 % del país tiene deterioro ambiental y esta actividad, si nosotros la hacemos con una demanda inconsciente de insectos (...), ¿cuál es la sustentabilidad, realmente cuál es nuestro impacto sobre estos organismos que están en la moda de la gastronomía mexicana”, cuestionó el biólogo.

Por su parte, el coordinador ejecutivo del museo del Antiguo Colegio de San Ildefonso, en Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, señaló que la exposición que se presenta en el sitio aborda “la enorme expectativa de futuro que los insectos nos abren como una fuente extraordinaria de proteínas y alimentación, frente a la cultura de alimentarnos de carne animal que implica pérdida de territorio, el agua”.

Vázquez resaltó que “Somos -México- el país que más insectos come en el mundo; es parte de nuestra cultura”.

Una de las razones por las que los insectos se han hecho tan populares a nivel mundial es que la cría de ganado vacuno para la obtención de carne provoca la emisión de grandes cantidades de gas metano a través del sistema digestivo de los animales.

Por eso el insecto se ve como una posible solución al problema del efecto invernadero que tanto contamina.
“México hoy vive una paradoja. Es el país con mayor número de insectos comestibles en el planeta: se calcula que hay 1.900 especies de insectos comestibles a nivel mundial, de las cuales 545 se encuentran el México y sin embargo hoy estamos a la retaguardia”, dijo Deborah Holtz, directora de la Editorial Trilce.

“(Debemos) ver al insecto como posibilidad de alimentación pero desde una perspectiva sustentable”, añadió. En la exposición denominada “El arte de comer insectos” se muestra la historia. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP