La cocina manabita recibe una certificación

- 19 de octubre de 2018 - 00:00
Las tortillas de maíz en hornos de barro son parte de esa comida típica. Los turistas no se van sin probarlas.
Foto: cortesía

El Ministerio de Cultura y Patrimonio y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural reconocen la sazón de Manabí como Patrimonio Inmaterial del Ecuador.

El Ministerio de Cultura y Patrimonio y el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural reconocen a la cocina tradicional manabita como Patrimonio Inmaterial del Ecuador, por lo que entregaron una certificación, en el marco de la sesión solemne por los 198 años de la Independencia de Portoviejo, este 18 de octubre.

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural Zonal 4, con la participación comunitaria y  el apoyo del Gobierno Autónomo Descentralizado de Portoviejo, trabajó en la investigación de la cocina manabita.

Se realizó el inventario que recopiló 142 fichas de cocinas tradicionales de las siete parroquias rurales del cantón; se identificaron técnicas y conocimientos con mayor vigencia y arraigo cultural en la preparación de alimentos con la utilización de productos de la zona.

En las ciudades manabitas se acostumbra organizar festivales de comida típica. Los mariscos son los más requeridos; los dulces no quedan atrás. Foto: cortesía Universidad Laica Eloy Alfaro.

La cocina tradicional manabita es una manifestación cultural que se encuentra registrada en el sistema de información del Patrimonio Cultural del Ecuador, al cumplir con los criterios de reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial, correspondientes a la investigación realizada en la capital de esta provincia.

La comida manabita posee una serie de conocimientos y prácticas alimenticias tradicionales transmitidas de generación en generación, que han fortalecido la identidad, el sentido de pertenencia, el tejido social, la subsistencia y el desarrollo de la comunidad.

Este reconocimiento se otorga al amparo de los artículos 70, 80 y 81 de la Ley Orgánica de Cultura, su reglamento general y la normativa técnica de salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, en consideración de que la cocina manabita abarca una riqueza de usos sociales.

Además incluye una serie de prácticas en el cuidado de animales, uso de huertos, pesca y elaboración de objetos y herramientas tradicionales que sirven para preparar platos representativos de la provincia de Manabí.

La investigación, en la que participó de manera activa la comunidad,  evidencia los  conocimientos, técnicas y usos sociales propios de las comunidades de la parroquia Abdón Calderón, en la elaboración de las morcillas y otros derivados de cerdo.

Mientras que las comunidades de Crucita en la preparación del viche y en conocimientos relacionados con el mar y las huertas; los pobladores de la parroquia Colón se destacan en la elaboración de la chicha de maíz.

La cocina tradicional de Manabí forma parte de una serie de conocimientos y técnicas relacionados con los usos de las cuencas de los ríos Portoviejo (Río Grande) y Río Chico. Además del mar, cuyo aprovechamiento de recursos naturales, siembra, actividades pecuarias y pesca artesanal para la obtención de alimentos requieren mecanismos de salvaguardia para continuar con su vigencia.

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural trabaja en la salvaguardia de los saberes ancestrales, que son parte de la identidad de los ecuatorianos. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: