El cigarro electrónico tiene 31 químicos

- 31 de mayo de 2019 - 00:00

El dispositivo, según médicos, ocasiona daño cardiovascular, bronquitis, adicción y más efectos nocivos a la salud. Hoy se recuerda el Día Mundial sin Tabaco.

No generan combustión o humo, no dejan cenizas, ni olor a quemado en las manos, el pelo o la ropa. Sin embargo, la nicotina y los saborizantes artificiales convierten al cigarrillo electrónico en un producto peligroso para la salud.

Según el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley (EE.UU.), el vapor que sueltan contiene hasta 31 compuestos químicos tóxicos para los humanos. Dos de ellos (propilenglicol y el glicidol) son carcinógenos.

Otros, como el formaldehído, acroleína y metilglioxal, dañan el ADN y a largo plazo causan complicaciones, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Minesota Twin Cities (EE.UU.)

Actualmente, en el mercado se expende otro producto IQOS, el cual calienta el tabaco sin quemarlo. A diferencia del primero, concentra más la nicotina y diversas sustancias tóxicas.

Hoy, en el Día Mundial sin Tabaco, un grupo de médicos ve riesgos en la utilización de los cigarrillos electrónicos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que son nocivos igual que los normales.

Para Fernando Cano, neumólogo de la Sociedad de Lucha Contra el Cáncer (Solca),  el artefacto, que surgió como una forma “sana” de sustituir el tabaco, hace más daño.

Científicamente -asegura- produce patologías crónicas pulmonares: enfisema y enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC).  

“Las sustancias químicas oleosas que requiere para producir el vapor provocan un proceso inflamatorio crónico de las vías aéreas. No es el mejor método para dejar de fumar”.

El sanatorio citado recibe, al año, 50 casos nuevos de cáncer de pulmón relacionados al tabaquismo. Llegan en estadíos avanzados, sin posible curación.

En Ecuador, a diario mueren 21 personas por enfermedades relacionadas con esa adicción, según el Ministerio de Salud Pública (MSP).

Órganos afectados
El corazón es otro órgano dañado por el uso del dispositivo electrónico. La cardióloga Silvia Silva, del Hospital Los Ceibos, advierte que después de 20 minutos de usarlo  aumenta la presión arterial.

La nicotina -comenta- incrementa el riesgo cardiovascular y la frecuencia cardíaca y los niveles de cotinina en sangre. Además origina aterosclerosis. “El país necesita mayor control de venta”.

Un estudio de la Sociedad de Cardiología en Europa determinó que los saborizantes ocasionan en las personas lesiones en las células endoteliales y también son propensas a sufrir un infarto.

A pesar de que su uso causa irritación en el aparato respiratorio, el invento chino hasta 2021 prevé ventas que superan los $ 55 millones. En el país el costo por unidad va de $ 5 a $ 150. 

Según Francisco Plaza, coordinador de la Fundación Médica contra Ruidos, Ambiente, contaminantes y Tabaquismo (Fumcoradt), el vapor provoca bronquitis e inflamaciones. “Lo más grave es la nicotina”.

La psicóloga Jennifer Bazurto, del Distrito 09D03 del MSP, detalla que cualquier sustancia que ingrese al organismo es susceptible de generar dependencia, tanto física como psicológica.

“El cigarrillo electrónico introduce el componente al sistema nervioso central; lo estimula y activa”.

Hoy los expertos de Solca dictarán en Guayaquil una charla sobre los riesgos del consumo de tabaco. En la tarde la Fumcoradt desarrollará un pregón en la Plaza San Francisco, del puerto principal. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: