Francisco insta a los sacerdotes a cerrar estas ‘casas de negocio’

Casarse por la iglesia tiene su costo: una ‘ofrenda’ de hasta $ 300

- 28 de noviembre de 2014 - 00:00
El vocero de la Arquidiócesis indica que el costo de la Iglesia varía según la parroquia y el sector de ubicación. Foto: Archivo / El Telégrafo.

Francisco insta a los sacerdotes a cerrar estas ‘casas de negocio’

Un llamado de atención llegó desde el Vaticano a la Iglesia Católica. El Papa Francisco reprochó que en algunas parroquias se exhiba la lista de precios para recibir sacramentos como el bautismo. Según el Sumo Pontífice, estas acciones corresponden a ‘costumbres no sacerdotales en el templo’.

Ante ello, el Papa recordó la anécdota de una pareja que conoció cuando apenas había sido ordenado sacerdote: los novios debieron pagar doble turno para tener un matrimonio con misa, por lo que calificó ese acto como ‘un pecado de escándalo’.

Francisco también responsabilizó a los feligreses porque son ellos “quienes deben tener la valentía de decírselo al párroco a la cara” y aclaró que “hay 2 cosas que el pueblo de Dios no puede perdonar: un sacerdote apegado al dinero, un sacerdote que maltrata a la gente (...) y el escándalo, cuando el templo se convierte en una casa de negocios, como el matrimonio, en donde se alquila la iglesia”.

En algunos templos de Ecuador no se exhiben listas con precios para los sacramentos, pero las volantes con los requisitos y costos para cada uno están impresos y se entregan a quien pide información.

Un ejemplo de ello es la iglesia San Vicente de Paúl, ubicada en el sur de Guayaquil, que por casar a una pareja pide $ 170, además de requisitos como certificados de bautismo, primera comunión, de confirmación, del matrimonio civil, partidas de nacimiento de los novios, copias de cédula, fotos tamaño carné y separar el turno con 2 meses de anticipación.

También hay una garantía de $ 50, que es devuelta si se llegan a cumplir condiciones como llegar puntual y enviar los documentos a tiempo. Dependiendo del templo, el matrimonio tiene una ‘ofrenda’ de $ 100, $ 220, $ 235 o $ 300. La iglesia Santa Teresita, ubicada en Entre Ríos, detalla en su página web que la primera comunión tiene un costo de $ 40, al igual que la confirmación.
La iglesia Santa Teresita, ubicada en Entre Ríos, detalla en su página web que la primera comunión tiene un costo de $ 40, al igual que la confirmación.

Esta parroquia recuerda que ‘los sacramentos son gratuitos, pero es costumbre hacer una ofrenda voluntaria para ayudar a las múltiples necesidades de la Iglesia’.

Un grupo de católicos consultados por este diario rechaza que en los templos se establezcan valores por los sacramentos. Karen Villamar, por ejemplo, reveló que el año pasado bautizó a su pequeña hija en una iglesia ubicada en el centro de la urbe. El costo ascendió a los $ 30 y asegura que si no hubiese contado con el dinero, no la podía bautizar. “No debería tener un costo, sino que sea netamente voluntario, porque es algo de Dios y eso no amerita ningún precio”.

César Morocho coincide con Villamar, y añade que “en las iglesias se debe pagar por la luz, el agua, el mantenimiento y cada persona debe colaborar, pero con algo voluntario”.

El vocero de la Arquidiócesis de Guayaquil, el padre César Piechestein, explica que toda parroquia necesita económicamente financiarse porque debe pagar impuestos prediales, servicios básicos, tributos y otros gastos.

“Estos pagos se hacen a base de las ofrendas que entregan los fieles a la parroquia y que son recogidas cada vez que alguien va a misa (...) lastimosamente no siempre alcanza y entonces cuando uno va a pedir otros servicios a la iglesia se pone un monto que no es para negocio sino para mantener la parroquia”.

Piechestein aclara que lo que se pide es un valor referencial y si alguien no lo tiene, no se le niega el sacramento. Agrega que el problema de cada fiel es que no es maduro, porque hay personas que gastan miles de dólares en una boda, pero si les dicen deje su voluntad, dejan $ 5.

Datos

En Ecuador 8 de cada 10 personas pertenece a la religión católica, según datos del último censo poblacional del INEC. De este grupo, más de la mitad es practicante. 

Otro de los sacramentos más solicitados en las iglesias es el bautismo. Dependiendo del templo, cuesta desde $ 5. Los cursos para primeras comuniones y confirmaciones tienen un costo de inscripción de $ 20.

El obispo colombiano Froilán Casas reaccionó al comentario del Papa y dijo que de no cobrar en los sacramentos no tendrían con qué pagar cuentas de agua o luz. “Nos tildan de ricos, pero no lo somos”, dijo.

En algunas iglesias de Guayaquil además de cancelar la inscripción para el matrimonio ($ 10), los novios deben realizar el curso prematrimonial que tiene un valor de $ 25.

Por otra parte, los novios deben pagar una garantía de $ 50 y una ‘ofrenda’ de $ 150. Esta garantía se hace efectiva cuando uno de los padrinos llega tarde a la ceremonia. Esto se aplica a los bautismos también.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: