La vestimenta cañari evolucionó a lo largo del tiempo

- 05 de abril de 2019 - 00:00
Verónica Solano, oriunda de la comunidad Quilloac, provincia de Cañar, borda una pollera. Ella comenta sobre los cambios en los vestidos.
Foto: Miguel Arévalo / El Tiempo

Verónica Solano, oriunda de la comunidad Quilloac de Cañar, se dedica a la confección de la vestimenta tradicional cañari, que se destaca por sus textiles, textura, diseños, sus colores y el peso.

El atuendo de la mujer cañari consiste en la pollera, la blusa bordada, la faja, la wallkarina, el tupo (prendedor), los collares y el sombrero.

Sin embargo, con el paso de los años han variado los diseños, los colores, el material con el que se confecciona, e incluso, se ha visto influenciada por otras culturas del país.

Por ello, Verónica señala que su trabajo desde Kinty Diseño & Bordados, está enfocado en conservar la esencia cultural de su etnia.

“Antiguamente se utilizaban dos polleras de bayeta gruesa de colores amarillo y rosado, con la blusa blanca bordada en los codos y el cuello, la wallkarina de bayeta negra agarrada con el tupo y las oshotas de caucho”, explica Solano, aunque matiza que antes de las oshotas, los cañaris no utilizaban zapatos.

Haciendo una línea de tiempo, Verónica subraya que las pesadas polleras de bayeta se han dejado de utilizar, dando paso a la bayetilla (tela más delgada), la tela strech, la gamuzilla, los tornasoles y las fibras sintéticas que son las que se utilizan actualmente.

“Las chicas ahora llevan las polleras con prensas pequeñitas que son planchadas a máquina, pero hace unos años se planchaba a mano”, dice Verónica, mientras enseña una falda liviana de color negro confeccionada con tela strech, que empezó a emplearse por finales de los años 90.

Lo que se conserva de las polleras son los bordados en la parte inferior y el color depende “del gusto”.

Para la confección de las blusas, Verónica tomó como ejemplo los bordados de las blusas de su madre.

“Antes eran únicamente de color blanco con bordadura en los codos y en el cuello, pero como se ha innovado en todo, ahora se utilizan blusas de diferentes colores y modelos”.

Y es que la joven admite que en Cañar hay influencia de las costumbres de otras culturas, sobre todo, de Otavalo y de Saraguro. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo