Alumnos se preparan para el Ser Bachiller con ejercicios y técnicas

- 13 de diciembre de 2019 - 20:08
Los estudiantes de la unidad educativa Alfredo Vera Vera resuelven cuestionarios con apoyo de enciclopedias. Ellos son acompañados por los docentes.
Foto: José Morán / El Telégrafo

Las unidades educativas con el régimen Costa reajustaron sus horarios de clases para capacitar a sus estudiantes. Los cursos buscan mejorar el tiempo al dar el test. Las inscripciones para rendirlo finalizaron el viernes 13 de diciembre de 2019.

La biblioteca y los salones de computación de la unidad educativa Alfredo Vera Vera, de Guayaquil, lucen llenos. En las últimas dos semanas estudiantes de tercero de bachillerato usan estos espacios para prepararse para el examen Ser Bachiller. El test lo rendirán del 17 al 23 de enero del 2020 en el régimen Costa.

Los alumnos son divididos en grupos. Reciben cuestionarios que resuelven con ayuda de los profesores, enciclopedias y diccionarios para conocer el significado de palabras desconocidas.

En los laboratorios, en cambio, utilizan las computadoras para practicar en los simuladores del Ineval o resolver las preguntas descargadas de años anteriores. Asimismo, en las aulas los profesores de Matemáticas, Ciencias Sociales, y Lengua y Literatura imparten una hora más de clases para reforzar los conocimientos.

Los cambios que tendrá la prueba Ser Bachiller obligaron a las instituciones educativas a reajustar los horarios de clases. Por ejemplo, redujeron a una hora la asignatura de educación física. “Hemos bajado un poco para compensar las otras que serán tomadas en el examen”, confirma el rector Andrés Carchi.  Por otra parte, señaló que las evaluaciones de aporte quimestres se tomarán en base a las preguntas.

Otra de las instituciones que prepara a sus alumnos de tercero de bachillerato es la unidad Ileana Espinel. Allí se creó un plan de contingencia. Doris Palma, docente del plantel, indicó que los estudiantes reciben talleres y llevan a la casa ejercicios basados en las preguntas del simulador del Ineval. “De esta manera podremos identificar en qué dominios fallan más”.

La profesora de Lengua y Literatura, del colegio Alfredo Vera Vera, encontró dificultades para la comprensión de textos y la identificación de las ideas principales en la lectura. También fallan en los dominios de Matemáticas.

Állyson Yagual, alumna de esa unidad educativa, lleva meses preparándose, pero aún le preocupa que el tiempo no le alcance para resolver todos los ejercicios de Matemáticas y de razonamiento. Para ella las sucesiones y los casos de factorización le toman mucho tiempo. “He pensado primero resolver las preguntas más fáciles para tener tiempo para las operaciones”, dijo a este diario.

La futura bachiller deberá responder 120 preguntas en dos horas y media. Antes de que fuera modificado el test contenía 155 ítems y tres horas. En casa desde que está habilitado el simulador no ha dejado de practicar el cuestionario.

Según el Ineval hay 70.000 registrados en la plataforma serbachiller.evaluacion.gob.ec.

Carolina Cucalón, de la Ileana Espinel, en cambio, apuntó que se prepara desde que inició el año lectivo 2019-2020. Asistía los días sábados a la Red de Maestros en la jornada matutina. Para ella todas las materias tienen su grado de complejidad. Considera que no todo está en practicar en el simulador, sino también con ejercicios prácticos para así perfeccionar la lectura, el razonamiento y entendimiento.

Hace pocos días Carolina se inscribió para rendir el Ser Bachiller. Hoy 13 de diciembre finaliza este proceso al que ya se han inscrito más de 270.000 personas escolarizadas y graduadas de años anteriores. Los aspirantes tendrán hasta las 23:30 para registrarse.

Asimismo, Dayana Solórzano, de la unidad Alfredo Vera Vera, también completó el trámite. La joven además de prepararse en el salón de su unidad asiste desde agosto a un curso de nivelación. Ella anhela alcanzar el mejor puntaje en el examen para ingresar a la enseñanza superior.

Precisamente, la demanda de estudiantes que buscan prepararse antes de la prueba ha hecho que se abran cursos de nivelación. Algunos son pagados y otros gratuitos. Desde este año 2019, Cedecenter Ecuador implementó la segunda modalidad. El estudiante solo paga el material didáctico que utilizará.

José Romero, director académico del curso, explica que trabajan en la agilidad mental para que los estudiantes puedan resolver los problemas de forma rápida. “El examen está lleno de trucos. Por cada pregunta tienen un minuto y medio para resolverla. Les aconsejamos optimizar el tiempo. Los treinta segundos que sobren que los destinen para resolver las preguntas de matemáticas”.

Tesla es otra de las academias que prepara a los futuros bachilleres en Guayaquil, con clases de seis meses y de forma intensiva (hasta un día antes del test). Su costo es de $ 250.

Según Juan García, director de la institución, los cursos son una herramienta de ayuda y complemento para los planteles educativos. Explicó que los estudiantes no solo son capacitados con pruebas liberadas de años anteriores, sino que aprenden técnicas de solución para mejorar su rendimiento al contestar las preguntas en menor tiempo.

Por ejemplo, si a un estudiante lo ponen a sumar cifras de cuatro dígitos para hacer esta operación -agrega- se les enseña la técnica del último dígito verificador. También aprenden a segregar las respuestas en función a criterios de Matemáticas o en los otros dominios de Lingüística y Ciencias. (I)

Datos  
Preguntas
Los estudiantes de tercer año de bachillerato deberán resolver 120 preguntas. Además se incorporarán cuatro preguntas para recaudar información para futuras mejoras.   

60 por ciento representa el test para postular un cupo. El 40% será del récord académico.    

Ajustes  
El nuevo examen que en 2020 rendirán los alumnos se ajustará a la estructura y modelo de los estándares educativos de 2016. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: