455.000 adultos mayores acceden a servicios y bonos en Ecuador

- 12 de febrero de 2019 - 00:00
Rocío de Moreno (c), presidenta del Comité Plan Toda una Vida, visitó junto a la secretaria técnica, Isabel Maldonado (i), hogares de la Floresta en Guayaquil.
Foto: cortesía de Presidencia de la República

El grupo etario se beneficia con atenciones del Plan Toda una Vida. La reciente reapertura del Centro Gerontológico de Santo Domingo de los Tsáchilas representó una inversión de $ 51.000.

En el Centro Gerontológico de Santo Domingo de los Tsáchilas, que fue reabierto recientemente, son atendidos de forma integral alrededor de 175 adultos mayores.

La institución fue reactivada por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) dentro de la Misión Mis Mejores Años. La iniciativa gubernamental aspira a mejorar la calidad de vida de las personas mayores de 65 años, particularmente de aquellas que se encuentran en pobreza extrema, a través de una atención integral que comprende servicios de salud, cuidado y generación de entornos favorables para su inclusión en la sociedad.

El Gobierno invirtió más de $ 51.000 para el mantenimiento y remodelación de este gerontológico, donde los adultos mayores son atendidos a través de tres modalidades: residencial, diurna y espacios activos. Además reciben alimentación y nutrición, actividades ocupacionales y atención completa en salud.

Este centro forma parte de los 13 gerontológicos de atención directa del MIES a escala nacional.

Según datos de la Cartera de Estado, hasta diciembre del 2018 más de 99.000 adultos mayores en extrema pobreza fueron habilitados para recibir el incremento de 50 a 100 dólares de la pensión mensual; y más de 17.000 accedieron a los servicios de atención domiciliar y espacios activos que proporciona el Gobierno, a través de la Misión Mis Mejores Años.

Para atenderlos se movilizaron brigadas técnicas por varias zonas del país, con el propósito de realizar un diagnóstico comunitario y focalizar la atención a la población adulta mayor en extrema pobreza; así como articular su atención integral con otras instituciones del Estado.

“Debemos ser recíprocos con nuestros viejecitos que nos han dado lo mejor de ellos, por eso es necesario que todos trabajemos y seamos responsables de devolverles a los adultos mayores las condiciones para vivir con dignidad”, afirmó Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda una Vida.

En Ecuador, el 7% de la población es adulto mayor.

A Gloria Valverde, de 65 años,  acudir al espacio activo “Canas de Experiencia” le ha servido para mejorar su estado físico, mental y emocional. Junto con otros 160 compañeros realiza manualidades, dinámicas y varias actividades recreativas.

Gloria, quien vive en el cantón Samborondón, fue una de las 455.000 personas de este grupo etario en situación de pobreza y extrema pobreza que accedió a los programas, servicios, bonos y pensiones que entregó el Gobierno Nacional y el Plan Toda Una Vida, durante 2018.

De ese total, más de 360.000 accedieron a la pensión de $ 50 mensuales, mientras que 95.000 adultos mayores recibieron atención domiciliar y residencial. Además acudieron a los centros de atención diurna y a espacios activos, lo que representa una inversión anual de más de $ 302 millones. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: