En la infraestructura y la dotación de equipos se invirtieron cerca de $ 12 millones

El hospital Teófilo Dávila, de El Oro, atendió 100 mil pacientes en 2014

- 13 de septiembre de 2015 - 00:00
Luego de la remodelación, el hospital Teófilo Dávila ahora cuenta con nuevas camas y espacios para las atenciones ginecológicas y obstétricas. Foto: Cortesía MSP

En la infraestructura y la dotación de equipos se invirtieron cerca de $ 12 millones

Hasta hace 35 años las atenciones del hospital Teófilo Dávila se hacían en una infraestructura mixta. Este año, la unidad de salud más grande de El Oro cumplió 102 años de vida y dentro de su festejo se incluye un proceso de repotenciación y la obtención de la acreditación internacional por la calidad de sus servicios.

Jacinto Cusme Peñarreta, de 49 años, oriundo del cantón Ponce Henríquez de Azuay, es uno de los pacientes del Hospital Teófilo Dávila. Llegó con una lesión de duodeno, en el páncreas e intestino delgado, por lo que se le practicaron varios procedimientos en una cirugía que duraron alrededor de cuatro horas.

“Hoy me voy a casa a reencontrarme con mi familia y no se imaginan la gratitud que tengo al ya poder irme a casa”, dice Cusme después de su recuperación. “Agradezco por la atención brindada ya que con la operación practicada en este hospital hoy estoy con vida”.

Según las estadísticas del hospital, en 2014 se atendieron 100.000 pacientes, 75.161 de ellos en consulta externa, 2.733 en gineco-obstetricia, 6.347 en cirugías quirúrgicas, 11.290 en hemodiálisis y cerca de 4.000 en otras áreas. Hasta la unidad de salud llegan personas de El Oro, Loja y Zamora Chinchipe que corresponden a la zona 7.

Dentro del proceso de acreditación, la repotenciación fue fundamental. Richard Molina, gerente del hospital, explica que se mejoró la infraestructura de hospitalización de cirugía, traumatología, gineco-obstetricia, unidad de neonatología, centro obstétrico, bodega, cocina sistema de climatización y comedor.

Adicionalmente se compraron camas, cunas, incubadoras de cuidados intensivos, monitores para unidades de cuidados intensivos neonatales, monitores para control de parámetros vitales adulto, camillas, sillas de ruedas, lámparas cialíticas, torre para laparoscopia, rayos x portátil, termocunas, entre otros equipos. Entre la infraestructura y el equipamiento se invirtieron cerca de $ 12 millones.

En junio pasado, el hospital recibió el certificado de acreditación internacional de calidad y seguridad por parte de Accreditation Canada International (ACI). La casa de salud obtuvo un promedio total del 98,3%.

Entre otra de las mejoras del hospital es la implementación del triage Manchester y el Servicio de Atención al Usuario en la sala de emergencia, donde durante el primer semestre de 2015 se atendieron 14.392 pacientes. Luis Virgilio Chuqui Chicaiza, de 75 años, llegó al hospital por una  fractura de la mano izquierda.

Él recuerda que hace unos años se enfermó de cólera. “Fui al hospital pero no prestaba la atención que hoy tiene. Hasta la cama es moderna; con solo aplastar un botón puedo sentarme y estar más cómodo. Está muy bonito, parece una clínica”.

De igual forma, el área de neonatología es la más moderna de la provincia. “Ninguna clínica cuenta con el equipamiento que tiene esta sala. El Centro Obstétrico cuenta con 2 modernos quirófanos y cuatro salas de parto”, agrega el gerente hospitalario.

Otra de las fortalezas del hospital es la implementación del servicio de imágenes en línea, para facilitar el trabajo a los profesionales y mejorar la atención al usuario. “Se terminaron las placas que llevaban los usuarios bajo el brazo”, añade Molina. De acuerdo con el gerente de la casa de salud, en el 2014 el hospital realizó 20.697 radiografías, 11.421 ecografías, 4.683 tomografías y 1.165 mamografías.

Verónica Flores, del comité de usuarias, reconoce el enorme cambio que ha tenido el hospital. “Hemos visto que se ha transformado esta institución totalmente, no solo en lo físico, sino también en lo humano. Vemos un área de ginecología totalmente transformada, el mismo cuarto piso, con mejor atención y camas para atender a los usuarios”.

Entre los médicos incorporados este año está el cirujano vascular Antonio Ricardo, de nacionalidad cubana, quien de febrero a julio de 2015 atendió 580 pacientes en consulta externa. Los pacientes que padecen patologías vasculares y antes eran referidos a otras provincias porque no existía el profesional ya reciben atención en el mismo hospital. De acuerdo con el especialista este tipo de usuarios son tratados por varices y sus complicaciones como úlceras varicosas y trombosis.

Además se asiste a pacientes con enfermedades circulatorias y arteriales. “Durante los 6 meses que laboro en el Teófilo Dávila operé 5 pacientes por traumas vasculares”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP