LOS TALLERES se realizaron durante 2 días

Los policías azuayos reciben charlas sobre el nuevo COIP

- 15 de agosto de 2014 - 00:00
Los uniformados recibieron charlas sobre los delitos y sanciones a las personas con el nuevo cuerpo legal que entró en vigencia hace unos días. Foto: Cortesía

LOS TALLERES se realizaron durante 2 días

Cuenca.-

La necesidad de conocer los cambios en el Código Orgánico Integral Penal (COIP), llevó a que el personal de la Policía Nacional, en Azuay, reciba capacitación sobre el tema.

Dos días fueron destinados para que más de 400 uniformados de Cuenca despejen sus dudas sobre sus competencias. La encargada de orientarlos fue Gladys Proaño Reyes, capacitadora académica de la Universidad San Francisco de Quito. Ella explicó detalladamente las 5 finalidades del Código, tomando un extracto de los 730 artículos.

“Esta fue una primera etapa, porque para saber y actuar conforme a los nuevos registros, necesitan más tiempo para familiarizarse. Estos días fueron productivos porque hubo interés de los gendarmes e inquietudes que fueron resueltas para mejorar su trabajo”, indicó.

Las 5 finalidades del COIP que conocieron los policías son: normar el poder punitivo del Estado; tipificar infracciones penales; sancionar a las personas infractoras con el debido proceso; rehabilitación social de las personas sentenciadas y reparación integral de la víctima. Proaño comentó que entre las reformas que hicieron están nuevos tipos penales en los que sobresalen los delitos que son tema de interés para los policías, con el fin de que actúen de manera ética.

Otro de los temas abordados fue el de los nuevos registros para actuar sin autorización, como en los delitos flagrantes. Con respecto a los allanamientos, el fiscal encargado con solo una llamada telefónica al juez, podrá allanar un domicilio o local. Es decir, solo en caso de emergencia y cuando no se pueda perder tiempo, se elimina la orden escrita.

Además, se darán cambios en la redacción de los partes policiales, para que se integren parámetros que sirvan a la Fiscalía en su investigación. Lo mismo en la comparecencia a las audiencias de juicio, cadena de custodia e indicios que sirvan de pruebas entre otras regulaciones.

El policía Mauricio Gallegos comentó que estas clases fueron de interés para poner en práctica o reforzar su labor en seguridad. “Hay varios cambios que debemos aprender para que se cumpla la ley. Por ejemplo, las contravenciones que antes conocíamos, ahora son delitos, por eso tenemos que estar al tanto de todo y saber cómo actuar”, subrayó.

El comandante de la Subzona Azuay, coronel Marcelo Tobar, señaló que este tipo de capacitación constituye una obligación para el personal de la entidad. “En el objetivo de profesionalizar a la institución, la constante capacitación es un proceso obligatorio, más aun cuando son temas relacionados directamente con nuestra labor y que van en beneficio ciudadano”, agregó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: