Se organiza anualmente en noviembre por la cercanía de las fiestas de independencia

La feria de la quinta Locoa es una vitrina para los emprendedores

- 09 de noviembre de 2014 - 00:00
Las ganaderías compiten por presentar a los mejores ejemplares. La gente se divierte y se hace fotografías. Foto: Silvia Osorio / para El Telégrafo

Se organiza anualmente en noviembre por la cercanía de las fiestas de independencia

La Expo Feria Latacunga, que se realiza en la quinta Locoa, se ha convertido en los últimos años en uno de los eventos más importantes en la región central.

La edición de 2014 congregó a miles de personas que asistieron a ese recinto para conocer los productos que se expusieron en más de 400 estands, durante 4 días.

Ganado, animales de corral, caballos de paso, ropa para toda edad, comida típica e internacional, artesanías de la localidad y de ciudades vecinas, muebles, artículos de decoración, instrumentos para la agricultura, vehículos y las presentaciones artísticas fueron el plato fuerte de esta feria.

El talento de los estudiantes de la carrera de agroindustrias de la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC) se promocionó en un estand. Allí, el público conoció, degustó y adquirió embutidos de res, lácteos, mermeladas, conservas, alcohol de remolacha y harinas alternativas de espinaca y brócoli. “Es un local que llamó mucho la atención. Nuestro objetivo fue lograr que la gente conociera la formación de nuestros estudiantes”, indicó Alberto Tinajero, encargado de la planta de agroindustrias de la UTC.

Precisamente, la promoción fue para Germánico Alvear, presidente del Centro Agrícola, el objetivo general de la feria, que este año convocó a comerciantes de provincias como Tungurahua, Chimborazo, Imbabura y Pichincha.

Ese fue el caso de Franklin Flores que participó por segunda vez. Es de Quisapincha (Tungurahua) y promociona productos elaborados con cuero. Flores dijo que los latacungueños son un buen mercado.

Por su estand pagó $ 70 y cada día regresaba a su parroquia. Se sentía seguro de su mercadería, pues los organizadores de la exposición ofrecieron servicio de guardianía.

Por eso también la quiteña, Ruth Campoverde, participó con abrigos tipo 3 cuartos y buzos térmicos.  Como productora ofreció precios competitivos. “En Latacunga hace mucho frío y estos abrigos son una buena alterativa, se venden solos”, añadió la mujer.

La principal atracción para los niños fueron los animales de corral traídos de diversas ganaderías de la zona. Hubo terneros, llamas, ponis.

Las fotos del recuerdo no se hicieron esperar. En todos los rincones de la quinta Locoa, las cámaras captaron a familias y amigos.

El sábado y domingo de feriado fueron los de mayor concentración de público. La entrada costó $ 2,50 y con el boleto se pudo disfrutar de las presentaciones artísticas en vivo, excepto cuando llegaron artistas internacionales de la talla de Fanny Lu y Adolescentes. Entonces el ingreso se cotizó en  $ 20.

Al concluir la feria, el lunes pasado en la tarde, las impresiones de los expositores fueron positivas.

Esa fue la opinión de Chistopher Lebrun, del equipo administrativo de Agroscopio (supermercado agrícola de Cotopaxi). “El interés de la gente por artículos útiles para la agricultura como maquinaria pequeña e  importada los motivó. Se cerraron algunos negocios”, dijo.

Lebrun reconoció que la feria se convirtió en una ventana para mostrarse, no solamente los agricultores y ganaderos de la localidad, sino de varias provincias. Está convencido de que volverá a participar el próximo año.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: