La Caminata de la Fe convocó a 50.000 fieles

- 26 de marzo de 2018 - 00:00
Tras su llegada a Baños, la primera acción que los caminantes realizaron fue agradecer de rodillas a la patrona del cantón, en el altar principal del templo.
Foto: Roberto Chávez / El Telégrafo

La peregrinación desde Ambato hasta la basílica de Baños se cumplió el viernes último. Como cada año, este acto da inicio a la Semana Santa.

A las 17:00 del pasado viernes arrancó al sur de Ambato la tradicional Caminata de la Fe, una de las expresiones espirituales más multitudinarias de la Sierra centro con la que los tungurahuenses dan la bienvenida a la Semana Santa.

El punto de partida fue el Polideportivo Iván Vallejo, donde hubo una misa campal,  y el destino final, la basílica de la Virgen del Rosario de Agua Santa, en el cantón Baños.

“Como cada año, la masiva peregrinación se realizó en las vísperas de la semana mayor, en medio de un fuerte operativo de seguridad y con apoyo de entidades de control y orden. En esta ocasión participaron alrededor de 50.000 creyentes, quienes con esta actividad testificaron su devoción en la patrona de Baños”, manifestó Marlon Guevara, alcalde de este cantón.

A más de aquello, la autoridad destacó que la circulación vehicular en la carretera Ambato-Puyo, la cual atraviesa las ciudades de Pelileo, Baños y Mera, se cerró desde las 16:00 del viernes y se reabrió el sábado a las 10:00.

“El cierre momentáneo de la carretera no afectó al turismo ni comercio de la región amazónica, pues cada año se lo realiza en coordinación con las autoridades de Pastaza y poblaciones vecinas”, agregó Guevara.

Personal de Policía Nacional, ECU-911, Secretaría de  Riesgos, unidades municipales de seguridad de Ambato y Baños, y Cruz Roja estuvieron presentes a lo largo de los 41 kilómetros que los romeriantes recorrieron durante seis horas.

Noventa voluntarios de Cruz Roja atendieron emergencias en Pelileo Grande, Luna Bonsái, El Chaupi, Pingue, La Maca y Punto Central de Baños, puntos clave de la vía Ambato-Baños.

“Gracias a esta actividad el comercio se dinamiza aún más, pues los caminantes hacen uso de hoteles, restaurantes, agencias de viaje y otros establecimientos del cantón”, dijo Ana Figueroa, operadora turística. (I)

Datos
Grupos de periodistas
A más de devotos, en la Caminata de la Fe cada año participan clubes de marchistas, caminantes y trotadores de diferentes cantones de Tungurahua. Al llegar, los exhaustos deportistas suelen relajarse en las piscinas de agua termal.

41 kilómetros es el recorrido total que los fieles deben atravesar antes de arribar a la basílica de Baños.

Entrega de refrigerio
A la llegada de los caminantes, voluntarios les brindan alimentos y bebidas en los puntos oficiales de descanso. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: