Dos cabildos en pugna por agua

05 de junio de 2013 - 00:00

Los municipios fronterizos de Huaquillas y Arenillas mantienen una disputa por la administración de la Empresa Municipal Regional de Agua Potable Arenillas-Huaquillas (Emrapah), que abastece a 85 mil habitantes entre los dos cantones.  

El alcalde huaquillense, Manuel Aguirre, asegura que su similar de Arenillas, Franklin Jiménez, se quiere apoderar de la planta.

Ayer los burgomaestres llegaron hasta la gobernación de El Oro para tener una reunión con el titular, Carlos Zambrano. Aguirre afirmó que Jiménez se quiere apoderar de la planta de agua potable y dejar sin líquido vital a los pobladores de su ciudad.

Luego  Jiménez expresó  que en la administración de su colega hubo un supuesto mal manejo de la entidad.
Añadió que en diferentes sesiones de directorio se ha referido a las anomalías y que Aguirre nunca entendió lo que es funcionar como una sola empresa.

Acotó que la Emrapah maneja dos contabilidades: una sobre las recaudaciones de Huaquillas y  otra sobre las de Arenillas.

Aseveró que las decisiones  “dependen de la voluntad de la tesorera y la directora financiera  que actúan bajo las disposiciones del alcalde y no del gerente”.

Aguirre, en cambio, expresó que la empresa  no tiene aprobado el presupuesto de 2012 y tampoco el de este año. Trascendió que en los próximos días se tomará una decisión a fin de terminar el enfrentamiento.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: